La Rioja

Cristiano y Messi, los clásicos del clásico

Cristiano Ronaldo y Leo Messi, durante el partido de la pasada temporada en el Camp Nou. :: EFe
Cristiano Ronaldo y Leo Messi, durante el partido de la pasada temporada en el Camp Nou. :: EFe
  • Ronaldo llega en su mejor momento de la campaña y Leo es el máximo goleador de estos duelos, con 21

Leo Messi y Cristiano Ronaldo tienen una cita mañana. El duelo entre el Barcelona y el Real Madrid volverá a tener al argentino y al portugués como los grandes protagonistas de un partido que se verá en todo el mundo. Noventa minutos para que los dos mejores jugadores del mundo se midan en un cara a cara en el que Cristiano ha logrado 16 tantos, frente a los 21 del Messi, que le hace ser el máximo goleador de la historia de los clásicos. Además, será el último duelo -aunque la votación ya está cerrada- por un Balón de Oro que parece tener en el bolsillo el madridista, que llega al clásico en su mejor momento de la temporada tras un arranque dubitativo por su lesión. Cristiano suma cinco goles en los dos últimos partidos ligueros, ante el Atlético Madrid -al que le hizo un 'hat-trick'- y frente al Sporting en casa, donde logró un doblete, que le han convertido en el máximo goleador de la Liga. Mientras, Messi se ha convertido en imprescindible en el Barcelona y en los últimos partidos ha sido decisivo para su equipo, con el gol en Sevilla que inició la remontada, el doblete ante el Celtic en Champions y el gol que evitó la derrota azulgrana ante la Real Sociedad en el último encuentro liguero.

Cristiano juega en uno de sus estadios preferidos, que le ha hecho convertirse en una auténtica pesadilla para los azulgrana en los 12 partidos que ha disputado en el Camp Nou. Desde que en 2009 fichara por el Real Madrid, en la docena de partidos en Barcelona ha marcado 10 goles. Sólo en cuatro se quedó sin anotar, pero la última vez que pisó el césped del feudo azulgrana logró el tanto de la victoria que apretaba aun más la Liga y metía de lleno al equipo blanco en la lucha por un título que parecía ganado por el Barcelona. En sus visitas al Camp Nou ha logrado dos dobletes -ambos en la campaña 2012-13, en Liga y Copa- y sólo ha podido ganar tres partidos, por tres empates y seis derrotas. Además de la motivación de jugar en el estadio del Barça y poder dejar la Liga muy de color blanco, Cristiano llega a la cita como máximo goleador de la Liga, con un gol más que Messi y dos que Luis Suárez y con la moral por las nubes después de sus últimas actuaciones y de la racha sin perder del Real Madrid.

La otra cara de la moneda es Messi. El argentino afronta el clásico como el máximo goleador de Europa gracias a los 19 goles que ha logrado hasta la fecha. El delantero de Rosario suma nueve goles en la Liga, otros nueve en la Champions League y uno más que anotó en la Supercopa de Europa frente al Sevilla. Además, tiene el honor de ser el máximo goleador en los duelos entre azulgrana y madridistas, con 21 dianas en los 32 encuentros que ha disputado hasta ahora -una media de 0,65 goles por clásico-, pero tiene la espina clavada de no haber marcado ante el eterno rival desde el 23 de marzo de 2014, hace dos años, ocho meses y cinco partidos (uno de Copa del Rey y cuatro de Liga).

Sin marcar con Luis Enrique

Su importancia en el Barcelona es vital, pero curiosamente no ha logrado ver puerta ante el Madrid desde que Luis Enrique está en el banquillo del equipo azulgrana. El argentino lleva 400 minutos sin hacerle un gol al equipo blanco, demasiado tiempo y una motivación más para el astro argentino, que sabe de su importancia en el equipo y de la necesidad que tiene el Barcelona de conseguir una victoria ante el Real Madrid para no dar por finiquitada la Liga.

El argentino es un factor desestabilizador si se trata de un duelo directo entre los dos grandes del fútbol español, sobre todo en la Liga. El argentino ha firmado 14 de sus 21 goles en los clásicos en las 20 veces que se ha enfrentado al Real Madrid en la competición doméstica. Los siete los reparte en la Supercopa de España, cinco, y en la Liga de Campeones, donde logró dos. Sus compañeros de la 'MSN' tampoco le están ayudando mucho en los últimos encuentros y han dejado todo el peso goleador en sus botas. Luis Suárez sólo ha logrado dos goles en los últimos siete partidos que ha disputado, mientras que Neymar se ha quedado en blanco en esos mismos partidos y no marca desde el 19 de octubre, cuando acompañó a Messi en la goleada al City (4-0).

El clásico volverá a dejar un duelo entre dos clásicos. La rivalidad entre el Barcelona y el Real Madrid se traduce también en este cara a cara entre el argentino y el portugués.