La Rioja

jornada 13

Zidane: «Si yo fuera James, no me iría del Real Madrid»

vídeo

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid. / REUTERS

  • El técnico blanco pierde también a Varane y a Coentrao para el choque ante el Sporting, pero recupera a Pepe y Casemiro y alineará a Ramos, a una tarjeta de perderse el clásico

La epidemia de lesiones y la situación de James Rodríguez marcaron la conferencia de prensa de Zinedine Zidane previa al choque liguero de este sábado ante el Sporting de Gijón, en el Santiago Bernabéu, donde el Real Madrid debe sumar su partido 31 sin perder de forma consecutiva. Confirmó el técnico que Raphael Varane es baja porque en Lisboa recibió un golpe en la rodilla operada, lamentó la grave lesión de Gareth Bale, que le obligará a pasar por el quirófano, y animó públicamente a Fabio Coentrao, quien tras cometer un absurdo penalti en Lisboa dijo estar hundido y encima ahora se suma a la lista de ausentes por un problema muscular. En cambio, regresan a la lista Pepe y Casemiro, varias semanas ausentes.

«Es difícil para todos tener tantos lesionados y nos molesta, pero hacemos todo lo posible para que estén bien. Vamos a seguir nuestro camino y tratar de hacer el máximo», dijo Zizou, quien se espera este sábado "un choque complicado, más de lo que piensa la gente, porque llega después de dos partidos con mucha entrega por parte de todos en los que el equipo acabó cansado".

más información

¿La crisis de Coentrao?: Fue demasiado duro consigo mismo porque esto es el fútbol y siempre pueden pasar cosas. Es normal tener un poco menos de confianza después de tantos meses sin jugar y lo digo con una sonrisa. Le veo muy bien, mejor cada vez, pero se ha resentido del aductor y no va a estar con nosotros ante el Sporting. Confío mucho en él y claro que estoy con él para ayudarle".

Reconoció que "hablaron con los mejores especialistas" en el caso de Bale, y "todos coincidieron en que lo mejor era operarse"; aseguró que no tiene ningún plan específico con Casemiro y Pepe pensando en el clásico del 3-D y avanzó que Sergio Ramos jugará frente al Sporting, a pesar de que está a una amarilla de suspensión.

Se le preguntó por el colombiano James Rodríguez, el vigésimo futbolista de la plantilla en minutos esta temporada. Evitó polemizar, pero dejó claro que el técnico está para tomar decisiones. ¿Se marcharía del Real Madrid si estuviera en la piel de James?, se le preguntó. "¡Vaya pregunta!", respondió el técnico. Y añadió: "No me iría sino que me quedaría en este gran club porque va a tener minutos, pero vaya pregunta. No es verdad que no juegue.

Negó que la poca participación de James se deba a un motivo de actitud. "Es verdad que un jugador de su categoría quiere jugar más, pero yo tengo que tomar decisiones y hay que considerar que el resto están muy bien. Estoy seguro de que James será importante para nosotros", insistió.

Destacó Zidane el crecimiento exponencial experimentado por el croata Mateo Kovacic. "Su trabajo es la clave de su progresión. Siempre se esfuerza y lo hace bien cuando se le necesita. Ha tenido su oportunidad por las bajas, no ha sido fácil para él, pero poco a poco se ha convertido en un jugador importante del equipo".

Negó haber cambiado la dinámica en pos de los resultados y se refirió a la exigencia que tiene su compatriota Karim Benzema. "Él sabe que le van a examinar e incluso es más consciente que otros. Eso no es grave, tiene que hacer el trabajo por él y por el equipo. Siempre recibirá críticas, pero lo hace muy bien".

A vueltas con el estilo y en si es más resultadista que metódico, fue bastante explícito: "Las victorias son muy importantes porque este club vive de ellas. Lo conocí como jugador y como entrenador. Yo juego para ganar partidos y títulos y para poder hacer soñar a la gente. Sé lo que tengo que hacer y estoy muy motivado. No va a cambiar mi forma", afirmó. Y dejó claro que "antes de pensar en el Barcelona hay que centrarse en el Sporting". "Espero que todo salga bien", concluyó.