La Rioja

Unzue y Luis Enrique, en el entrenamiento de ayer. :: efe
Unzue y Luis Enrique, en el entrenamiento de ayer. :: efe

El Barça, a por el liderato con Alcácer

  • Luis Enrique alabó la figura de Messi, de quien espera que se retire en el Barça, pero no dio pistas sobre su futuro en el club

  • Los azulgranas reciben al Málaga sin Luis Suárez y pendientes del derbi madrileño

El Barça afronta la duodécima jornada de Liga con la ilusión de alcanzar el liderato. Será posible si se combina su victoria ante el Málaga en el Camp Nou (16.15 horas) con la derrota del Real Madrid en el derbi del Calderón ante el Atlético (20.45). Pero además de esos dos resultados, el equipo de Luis Enrique tendrá que superar su habitual bajón de rendimiento tras los partidos de las selecciones y se verá obligado a mejorar su últimas actuaciones ante la escuadra andaluza, que con Javi Gracia en el banquillo siempre complicó la vida al técnico asturiano: 0-0 en La Rosaleda y 0-1 en el estadio azulgrana en la temporada 2014-15; y 1-0 en el Camp Nou y 1-2 en Málaga en la 2015-16. El Barça sólo le ha marcado tres goles en dos campañas. Con Juande Ramos en el banquillo sigue siendo muy peligroso para el Barça.

La baja por sanción de Luis Suárez significará la titularidad como '9' de Paco Alcácer, confirmada por Luis Enrique. El exvalencianista todavía no ha marcado esta temporada en contraste con Sandro Ramírez, delantero centro de la cantera azulgrana que se fue el pasado verano al Málaga tras entrar muy poco en los planes de Luis Enrique en las dos últimas temporadas. El grancanario ya lleva cinco goles en Primera. Más presión para Alcácer, aunque todo debería ser más sencillo acompañado en ataque por Messi, que regresa a tope de ánimo tras su gran actuación en el Argentina-Colombia, y Neymar, impresionante en las dos victorias de Brasil.

Además del uruguayo, tampoco podrán jugar por lesión Iniesta y Umtiti, la única víctima del 'virus FIFA'. Alba, Piqué y Mathieu recibirán este sábado el alta médica. El Málaga también tiene ausencias importantes, como el sancionado Camacho y los lesionados Welligton, Keko, Recio, Charles y Bakary Kone. Juande Ramos no ha llamado a Kuzmanovic y Aarón Escandell. La buena noticia es el regreso de tras un mes de baja de Diego Llorente, que apunta a titular para suplir al Camacho.

Luis Enrique avisa del peligro de un Málaga que llega en forma: «Encontramos a un Málaga que repliega, que genera peligro en transiciones y que lleva el mejor momento de resultados de la temporada. Ha cambiado mucho con Juande Ramos respecto a anteriores entrenadores. No tiene nada que ver». El técnico del Barça se mojó pidiendo la renovación de Messi, pero esquivó las preguntas sobre la suya: «Quizás sería mejor que lo respondiera el interesado, Messi, pero no me lo imagino fuera de aquí. Sería muy bonito que alguien que llegó aquí tan joven pudiera terminar su carrera en el club que le dio la oportunidad. Eso sería lo mejor. ¿Si también me imagino a mí muchos años en el Barça? He perdido la imaginación de golpe.». Hay que recordar que el entrenador acaba contrato al término de esta temporada.

Juande Ramos, que entrenó al filial del Barça en la temporada 1996-97 (bajó a Segunda B), no se enfrenta al equipo azulgrana desde el 2 de mayo de 2009, cuando encajó el 2-6 como técnico del Madrid. Ahora no descarta dar la sorpresa: «El Camp Nou es el escenario perfecto para empezar a ganar fuera de casa. El Málaga ha sido capaz de competir a un nivel muy alto, pero ganar al Barça depende del momento y de la situación. Te empujan tanto, que te repliegan aunque no quieras. Cada partido es una historia diferente. Sería una alegría que el equipo diera un nivel parecido a temporadas anteriores en el Camp Nou».

La Coruña y Eibar

Además, hoy se juega el Deportivo-Sevilla (13.00 horas) en horario casi matinal, en el que los sevillistas buscarán dormir en la tercera plaza de la tabla y los gallegos salir de la zona baja, por la que ahora mismo transitan.

El otro partido se disputa en Ipurúa (18.30 horas) entre el Eibar y el Celta. Duelo de equipos de la zona media, en el que cambiarán posiciones si los armeros logran el triunfo.