La Rioja

jornada 12

Medio siglo de batallas

Ramos realiza una entrada sobre Diego Costa en el Calderón.
Ramos realiza una entrada sobre Diego Costa en el Calderón. / Reuters
  • El Vicente Calderón, escenario donde Atlético y Real Madrid protagonizaron duelos para la historia, acogerá este sábado su último derbi en Liga

Salvo que algún sorteo en la Champions o en la Copa del Rey lo impidan, este sábado, a partir de las 20:45 horas, se disputará el último derbi madrileño en el Vicente Calderón. Será el número 66 de la historia en un estadio inaugurado hace medio siglo y donde se han protagonizado un sinfín de anécdotas, polémicas, piques, remontadas y goleadas que dejaron secuelas. Basta repasar los diez duelos que dieron más que hablar para entender por qué el gran Alfredo Di Stéfano llegó a decir en su día que el gran rival del Real Madrid era el Atlético, por delante incluso del Barcelona.

El punto de partida

Aunque El Manzanares se inauguró el 2 de octubre de 1966 con un Atlético-Valencia (1-1), el coliseo rojiblanco no albergó el primer derbi hasta seis meses después, cuando en abril de 1967 empataron (2-2) los equipos dirigidos por el brasileño Otto Gloria y el mítico Miguel Muñoz. El hondureño José Carmona adelantó a los colchoneros, Grosso y Veloso remontaron para los merengues y Adelardo, yerno de Vicente Calderón y jugador que más veces ha vestido la camiseta del Atlético en su historia (585), igualó cerca del final. «Ha llovido un poquito desde entones. Recuerdo más que nada el resultado y que marqué el segundo gol, el del empate, faltando dos minutos», rememora el centrocampista pacense, internacional en 14 ocasiones y presente en los Mundiales de Chile'62 e Inglaterra'66.

La felicitación de Miljanic

En el duelo de enero de 1977, el Atlético pasó por encima de su eterno rival y selló su mayor goleada (4-0), igualada hace dos temporadas. Rubén Cano, con un doblete, Panadero Díaz y la 'Joyita' Bermejo sellaron el resultado histórico. Ni Pirri, ni Breitner, ni Del Bosque, pudieron frenar a los del Calderón. Tras la debacle de su equipo, el técnico yugoslavo Miljan Miljanic pidió permiso para poder entrar en el vestuario del Atlético y felicitar uno a uno a sus jugadores. «Hacerle dos goles al Real Madrid poco tiempo después de llegar al club es algo inolvidable», afirmó el ariete hispano-argentino sobre su primera gran noche atlética.

Remontada blanca y árbitro bajo sospecha

Justo un lustro después, el Real Madrid logró una remontada heroica y se impuso por 2-3. Rubio y Marcos Alonso habían anotado para el Atlético, superado con los goles de Ricardo Gallego, justo antes del descanso, Stielike, de penalti, tras mano de Ruiz, y Pineda, cerca del final. A un minuto de la conclusión se montó una tangana al lado del banquillo blanco. Marcos Alonso lanzó el balón contra los suplentes y Benito se fue a por el extremo. Ambos futbolistas fueron expulsados. Tampoco acabaron el choque Arteche y Pineda por doble amonestación. La directiva del Atlético, presidida por el doctor Alfonso Cabeza, se reunió con carácter de urgencia y sacó una nota con seis puntos. Repudió el arbitraje del vizcaíno Urízar Azpitarte, el mismo que sufrió el pisotón del azulgrana Hristo Stoichkov, y solicitó al CSD que lo investigara. Además, anunció su retirada de la Federación Española.

El triplete más triste de Baltazar

El 20 de mayo de 1989 fue un día muy extraño para el brasileño Baltazar, gran ariete del Atlético, fichado del Celta. El 'atleta de Cristo' selló un triplete y puso a los colchoneros en clara ventaja (2-0), antes del descanso. Sin embargo, el emocionantísimo choque, repleto de alternativas, acabó empatado (3-3), ya que Bernd Schuster, Emilio Butragueño y Sebastián Losada, que también jugó en el Atlético, marcaron para el equipo que dirigía el holandés Leo Benhakker en la segunda mitad. Cuando los merengues celebraban otra remontada para el recuerdo, Baltazar puso las tablas definitivas.

Los campeones de John Toshack

Un año después, el enorme Real Madrid de John Toshack, el que se coronó campeón en 1990 con el récord de 107 goles, superado en la campaña 2011-12 por los 121 tantos del equipo de José Mourinho, llegaba como campeón al Vicente Calderón. Por segunda campaña consecutiva, el Atlético desperdió dos goles de ventaja y el choque acabó con otro empate a tres. Baltazar, Orejuela y Manolo marcaron para los del sur de la capital, dirigidos por Joaquín Peiró, pero dos goles de Fernando Hierro y otro de Losada, de nuevo decisivo, igualaron la contienda.

Raúl se consagra

El balance en los derbis era más bien equilibrado hasta que el Madrid impuso su hegemonía a partir de la década de los noventa. El de enero de 1997, sin embargo, parecía un duelo difícil para los del Bernabéu. Los blancos no jugaban en Europa mientras su vecino, que el curso anterior logró el doblete con Radomir Antic, estaba firmando una sensacional campaña en la Liga de Campeones y acababa de clasificarse para cuartos. El gol de Kiko Narváez marcó antes del descanso. Pero los blancos lo bordaron en la segunda parte, y eso que jugaron cerca de media hora en inferioridad por expulsión de Pedja Mijatovic. Raúl, autor de dos tantos, se inventó una genialidad entre la defensa colchonera para establecer el 1-2. Fue uno de los goles más recordados de su carrera. Seedorf y Víctor Sánchez, hoy entrenador del Betis, redondearon el 1-4 para los de Fabio Capello.

La mayor goleada blanca

La mayor goleada 'vikinga' en territorio 'indio' tuvo lugar en la penúltima jornada del campeonato 2002-03. Sería el primer título de Liga en Europa de Ronaldo Nazario, el 'Fenómeno'. El brasileño marcó dos goles ante el Atlético, que junto al doblete de Raúl cavaron la tumba del equipo de la Ribera del Manzanares. Un encuentro curioso en los banquillos, ya que se sentaron los dos técnicos que han conseguido ganar títulos con la selección española en los últimos años: Luis Aragonés y Vicente del Bosque.

El primer gol de Fernando Torres

No encontraba la fórmula el Atlético para superar a su eterno rival, ni muchos menos Fernando Torres para batir a Iker Casillas. Pero el 24 de febrero de 2007 el 'Niño' rompe su maleficio, adelanta a su equipo a los 11 minutos y desata la locura en el Vicente Calderón. La policía estimó que se alcanzaron los 100 decibelios con le explosión de júbilo colchonero por ese gol. El grupo del mexicano Javier Aguirre dominaba al de Capello. Antes del primer cuarto de hora, el colombiano Perea marca tras un rebote y no se lo cree. Daudén Ibáñez corre hacia el centro, pero de pronto anula el que hubiera sido único gol del central en el Atlético, donde jugó 314 encuentros. Pese a la expulsión de Fabio Cannavaro, el Madrid se llevó un punto, fruto de un gol de Higuaín. Nueve años después, el colegiado aragonés reconoció publicamente que se equivocó al indicar ese fuera de juego histórico que sólo vieron él o su asistente.

Fisioterapeuta despedido por pedirle la camiseta a Casillas

El curso siguiente, el Madrid se impuso por 1-2. Van Nistelrooy marcó en el primer minuto y fue expulsado en el 39. Simao igualó al borde del final, pero Higuaín, de penalti, dio la victoria en el 90 al equipo de Bernd Schuster. En plena indignación atlética, Clos Gómez señala el término del choque y del banquillo local sale Sebas Truyolls, el fisiterapeuta. Se va hacia el campo y espera a Iker Casillas para pedirle su camiseta. Recibe el obsequio, que al parecer lo quería para un compromiso, pero ese gesto le cuesta el despido del Atlético.

Del ridículo a la fiesta con Kevin Roldan

El 7 de febrero de 2015 quedará señalado para siempre en la historia de los derbis. Simeone había devuelto el orgullo y carácter competitivo al Atlético, que pasó por encima del Real Madrid de Carlo Ancelotti, con goles de Tiago y Saúl, en el primer tiempo, y Mandzukic y Griezmann al final. Esa humillación dejó secuelas en el madridismo. Mientras sus hinchas aún permanecían en el gallinero del Calderón y criticaban con cánticos la actitud de sus jugadores, Iker Casillas se explicaba ante los periodistas. El portero estuvo errático pero no aceptaba que se le cuestionara. «Dime en qué gol he fallado. Ponte tú de portero», le espetó a un periodista. Luego trascendió que Cristiano Ronaldo celebró esa misma noche su fiesta de cumpleaños con Kevin Roldán. Y ahí empezó todo, según el azulgrana Gerard Piqué.