La Rioja

Zinedine Zidane gesticula durante la rueda de prensa de ayer. :: efe
Zinedine Zidane gesticula durante la rueda de prensa de ayer. :: efe

Cristiano quiere reengancharse

  • El portugués sólo suma cuatro tantos y recibe la visita de uno de sus víctimas preferidas

El verano ha pasado factura a Cristiano Ronaldo aunque, según ha confiado el futbolista, la Eurocopa conquistada con Portugal fue el mejor momento de su carrera. El éxito le costó demasiado a su cuerpo y a su mente. Por un lado, su esfuerzo retrasó su incorporación a los entrenamientos por una lesión que le apartó del balón más tiempo de lo acostumbrado para él. Por el otro, sus compañeros le adelantaron en su preparación y actualmente le aventajan en los números que habitualmente lideraba sin oposición.

El panorama que ha mostrado el equipo de Zinédine Zidane en el comienzo de temporada ha sido inesperado porque Ronaldo no ha firmado la mayor parte de las actuaciones protagonistas y el equipo fluye y funciona. CR7 quiere reengancharse. No le bastan los cuatro goles que ha sumado esta temporada. Pero no puede culpar al equipo porque son 34 los que han firmado los merengues entre la competición de Primera División y la Liga de Campeones, uno de los tres comienzos con mejores números de los últimos diez años. Por eso, el portugués afila sus cuchillos ante la llegada del Athletic Club, al que ha colocado 16 balones en la red en 14 choques (con un penalti fallado también en su historial contra los rojiblancos).

A la vista de que dará tiempo a los suplentes merengues seguramente el próximo miércoles en la Copa del Rey contra la Cultural Leonesa, CR7 y Benzema mostrarán su hambre contra el Athletic en un equipo que ha sumado 11 goles en los dos últimos partidos. Además, en el balance de lesionados el Real Madrid sale ganando. Zidane no pudo convocar ni a Casemiro ni a Luka Modric ni a Sergio Ramos, pero Ernesto Valverde confeccionó su lista con dos ausentes por lesión (Aketxe y Lekue), un sancionado (Balenziaga) y cuatro hombres con molestias (Eneko Bóveda, Aduriz, De Marcos y Yeray Álvarez).

Aunque el equipo bilbaíno es sexto en la Liga a sólo tres puntos del Real Madrid, se teme repetir una mala visita y regresar goleados. «Ellos tienen una pegada que no es comparable y debemos estar muy finos en todo y aprovechar nuestras opciones», avisó el entrenador rojiblanco. «Se trata de pensar en limitar las acciones de ataque del rival y hacer valer las tuyas. Hay que saber quienes somos y lo que somos, no podemos compararnos con el Madrid», reconoció Valverde.