La Rioja

PREMIO

Luis Suárez recibe la Bota de Oro de manos de sus hijos

vídeo

Luis Suárez, con sus hijos, Delfina y Benjamín. EFE

  • El delantero uruguayo se emocionó con las felicitaciones de sus primeros entrenadores, entre ellos, el 'Loco' Abreu

El jugador uruguayo del Barcelona Luis Suárez ha recibido este jueves su segunda Bota de Oro, que le acredita como máximo goleador del curso 2015-16, y ha dicho que, antes de pensar en el tercer galardón, prefiere centrarse en intentar ganar la Liga, la Liga de Campeones y la Copa del Rey con el club azulgrana.

El atacante charrúa se proclamó máximo goleador de las ligas europeas de la temporada pasada con 40 dianas (80 puntos), cuatro más que el argentino Gonzalo Higuaín, atacante del Nápoles, y cinco más que el portugués Cristiano Ronaldo (Real Madrid), anterior ganador de este premio.

Precisamente la primera vez que Luis Suárez consiguió la Bota de Oro fue hace dos años en las filas del Liverpool, igualado a 31 dianas con el delantero luso del Real Madrid.

De esta manera, emula a su compatriota Diego Forlán, que recibió este reconocimiento en la temporada 2004-05, cuando militaba en el Villarreal, y en la 2008-09 con la camiseta del Atlético de Madrid.

La Bota de Oro la otorga desde 1997 la European Sport Media (ESM), la organización que reúne las principales publicaciones deportivas del viejo continente, entre ellas el diario 'Marca', que ejerció de anfitrión en la gala celebrada este jueves en la Antigua Fábrica Estrella Damm de Barcelona.

No se han querido perder el acto tres de los capitanes del Barcelona -Andrés Iniesta, Sergio Busquets y Leo Messi-, mientras que el presidente del club azulgrana, Josep Maria Bartomeu, ha tenido que irse antes de lo previsto de la gala por un viaje.

Aunque los protagonistas han sido sus hijos, Delfina y Benjamín, que han entregado el galardón a un emocionado Luis Suárez, quien no ha podido reprimir las lágrimas cuando el seleccionador uruguayo, Óscar Washington Tabárez, uno de sus primeros entrenadores, Wilson Pérez, y su excompañero Sebastián el 'Loco' Abreu le han felicitado en un vídeo.

"Estas tres personas maravillosas que son ... uno se emociona al escucharlas", ha admitido Suárez con la voz algo cortada por las lágrimas.

También ha agradecido Suárez la ayuda de sus compañeros del Barcelona para anotar 40 tantos en el club que siempre había soñado jugar: "Este premio es más de ellos que mío, mis compañeros son parte de todos los goles, gracias al entrenador por confiar en mí, a pesar de todos los momentos que había vivido antes y a todos los que me dejaron cumplir este deseo que tenía de jugar aquí".

Messi y Neymar fueron el año pasado dos de sus asistentes más asiduos, algo que, en opinión de Suárez, "tiene mucho mérito porque ellos son partícipes de la mayoría de los goles", aunque ha subrayado que sus tantos son consecuencia del trabajo de todo el equipo.

El '9' uruguayo no ha escondido que le gustaría levantar su tercera Bota de Oro el año que viene, si bien ha subrayado que lo más importante son los "los éxitos a nivel de grupo", que pasan esta temporada por ganar la Liga, la Liga de Campeones y la Copa del Rey.

Preguntado por el gol más importante que anotó el curso pasado, Suárez ha elegido tres: "Los que más me gustaron por lo que significaron fueron los dos al Real Madrid en el Bernabéu y el del Atlético de Madrid en casa, que nos permitió estar arriba".

Anoche, en el partido contra el Manchester City, Suárez no vio portería y ello provocó que su hijo le preguntara por qué no había marcado.

No obstante, ha puntualizado, entre risas, que Benjamín "estaba contento porque el vecino (Leo Messi) había metido tres tantos".

Suárez ha cerrado la gala recordando lo mucho que ha sufrido para jugar en el Camp Nou, donde espera continuar "feliz y contento" para seguir cumpliendo los objetivos: "ganar títulos".

Temas