La Rioja

Rafinha festeja el primero de sus goles al Deportivo. :: efe
Rafinha festeja el primero de sus goles al Deportivo. :: efe

El Barcelona gana sin excesivo esfuerzo

El Barcelona goleó al Deportivo (4-0) en un partido que a los azulgranas les resultó incómodo en el primer tiempo pero plácido en el segundo, en el que el equipo gallego perdió a un jugador por una expulsión y sufrió un calvario para llegar al final. Rafinha marcó dos tantos y otro Luis Suárez, además de los dos postes que firmaron el uruguayo y Neymar, y con un 3-0 el Barça cerró el partido en los primeros 45 minutos. Luego entró Leo Messi, después de una lesión que le ha tenido fuera de la actividad desde el 21 de septiembre. El argentino redondeó la tarde con un tanto (4-0).

Al Barcelona le costó hacerse con el partido en el primer acto, frente a un Deportivo muy defensivo pero que tuvo sus momentos, pocos, para acercarse a la meta de Ter Stegen. Sin embargo, encontró premio en una jugada trabajada de Rafinha, que supero a Lux después de apoyarse en Luis Suárez. Quince minutos después, el Barça dio la buena estocada al aprovechar Rafinha un rechace de Lux para volver a marcar. Antes de irse el descanso, Luis Suárez ampliaba la renta y el cuadro culé comenzaba a pensar ya en el partido contra el Manchester City, aunque aún faltaba por aparecer Leo Messi.

Tras el descanso, después de diez minutos, el Barcelona asfixió al Depor y Luis Enrique sacó a Messi. En el segundo balón que tocó el argentino, tras pase de Neymar, firmó un fuerte zurdazo y un gran gol (4-0). Poco después, y en un forcejeo en la lucha por un balón por ganar la posición, en el minuto 64, el capitán del Deportivo Laure soltó el codo a Neymar, lo que le valió la expulsión con tarjeta roja directa. Con diez jugadores, al Depor le quedaba casi media hora muy complicada. Los catalanes pudieron ampliar su renta, pero carecieron de definición.