La Rioja

fútbol | LALIGA SANTANDER

La 'bomba' deportiva de Arnedo

Álvaro Fernández durante una intervención en su debut en Primera División con el Osasuna. :: afp7
Álvaro Fernández durante una intervención en su debut en Primera División con el Osasuna. :: afp7
  • El debut de Álvaro Fernández con el Osasuna adelanta las fiestas y da el relevo a la estirpe deportiva de la localidad

Cuando el domingo los arnedanos apuraban las horas para los últimos preparativos de cara a las fiestas de San Cosme y San Damián, la 'bomba' o cohete iba a ser el primer acto, hasta que estalló otra bomba, la deportiva. Sobre las 19.15 horas, los teléfonos de muchos aficionados al deporte de Arnedo echaban humo. En el partido entre el Villarreal y el Osasuna, Álvaro Fernández debutaba en Primera División.

Primero fue la lesión de Nauzet la que obligó al técnico, Enrique Martín, a contar con el joven guardameta riojano, fijo en el filial, para completar la convocatoria. Y ya durante el encuentro, las molestias de Mario le abrieron las puertas del debut en El Madrigal y en un encuentro muy difícil, en el que los rojillos perdían por 3-1. Álvaro Fernández no encajaría ningún tanto más.

A los 18 años, el arnedano demostró su calma. «El Madrigal es bonito y un estadio de Champions, pero soy una persona muy tranquila y no he estado nervioso», explicaba al Diario de Navarra tras el choque. «Debuto en Primera por la lesión de Mario, pero veníamos a conseguir los tres puntos y me quedo más con la derrota del equipo que con mi situación individual», incidía.

Fue un cúmulo de casualidades el que llevó a Álvaro Fernández a tomar el testigo de futbolistas arnedanos como Jesús Solana o Fernando Marín, que tocaron la cima del fútbol nacional hace ya unos lustros. Ahora, el trabajo bien hecho por la cantera blanquilla ya tiene su premio.

Uno de los entrenadores que han formado a Álvaro Fernández en su camino hacia Primera, David Herce, lo recuerda como un chaval «disciplinado, muy tranquilo y buen compañero». «Desde pequeño se veía que destacaba, pero su debut ha sido una alegría enorme para todos nosotros», incidía. En la Escuela de Fútbol de Arnedo y en la selección riojana comenzó a dar los primeros pasos que le han llevado a asentarse en la portería del Osasuna Promesas y también en la selección sub-20, donde está a las órdenes de otro riojano, el técnico Luis de la Fuente.

Su evolución no pasó desapercibida. Ya en infantiles, Barcelona y Real Madrid se interesaron por el jovencísimo portero. Después, el Zaragoza también siguió sus evoluciones, pero tras su paso al Arnedo de Tercera con sólo 15 años, fue el Osasuna el que apostó por su fichaje. El club de Tajonar no se arrepiente.

Ni tampoco los técnicos que, como Herce, han podido seguir a Álvaro Fernández en su crecimiento. «Te emocionas por ver dónde ha llegado. Pero se lo dije después del partido: que lo disfrute, pero que siga trabajando. Y él, en otras ocasiones, ya me ha dicho que tiene los pies en el suelo y que su lugar está ahora en el filial. Pero con sus virtudes tanto humanas como futbolísticas, seguro que llegará muy lejos», sentencia Herce.