La Rioja

Sevilla y Betis se miden con muchas obligaciones y un futuro por definir

El Sevilla y el Betis juegan este martes su primer derbi del año (22.00 horas) en el que se disputarán tres puntos claves para afianzarse en la clasificación y, además, para consolidar las apuestas deportivas de sus respectivos entrenadores, Jorge Sampaoli y Gustavo Poyet.

El 'GranDerbi', etiqueta con la que ambos equipos han publicitado el partido, llega en un momento en el que los sevillistas, aun en la zona alta, no acaban de perfilar el modelo de ataque planteado por su técnico; ni los béticos de definir un plan fiable que evite los altibajos en su juego que les han costado ya varios puntos.

Sampaoli pierde a dos de sus centrales que no pudieron acabar por lesión el encuentro de Ipurúa, el francés Adil Rami y el luso Daniel Carriço, descartados para el derbi y para el sábado en Bilbao. También salió lesionado en una mano el lateral argentino Gabriel Mercado, aunque acabó el partido y podrá jugar contra el Betis, lo mismo que el mediapunta galo Samir Nasri.

Poyet, que debuta en el clásico sevillano y vuelve al banquillo tras dos partidos de sanción, cuenta con todos sus efectivos salvo el guardameta Dani Giménez, sancionado, y el lesionado Jonas Martin. A priori, la principal duda estriba en si le dará continuidad en la punta del ataque a Álex Alegría, autor de los dos goles al Granada, o si dará entrada al paraguayo Tonny Sanabria para acompañar al goleador Rubén Castro.

Además, este martes que abre una nueva jornada de Liga registra el duelo que Málaga y Eibar protgonizan en La Rosaleda (20.00 horas). Los andaluces reciben a los vascos sin conocer la victoria en la competición.