La Rioja

El Barça quiere evitar el 'pepinazo' con o sin rotar

Suárez, Neymar e Iniesta, tras uno de los siete goles anotados por el Barcelona ante el Celtic. :: REUTERS
Suárez, Neymar e Iniesta, tras uno de los siete goles anotados por el Barcelona ante el Celtic. :: REUTERS
  • «Todos son conscientes de que en un calendario de más de 60 partidos no pueden jugar siempre los 90 minutos», avisa Luis Enrique

  • Tras caer ante el Alavés, visita a otro recién ascendido como el Leganés en una franja horaria nueva para el campeón

Solo se han disputado tres jornadas de Liga, pero el Barça ya juega con la presión de saber que no puede volver a fallar. Un recién ascendido, el Alavés, le sorprendió hace una semana en el Camp Nou y, tras el baño y masaje europeo contra el Celtic (7-0), otro recién ascendido, el Leganés, le amenaza ahora en Butarque, donde el Atlético no pasó del 0-0. Con el Atlético, precisamente, esperando a la vuelta de la esquina (el miércoles) y el Real Madrid crecido por sus resultados sin juego, el campeón de Liga no puede hacer más concesiones.

Luis Enrique garantiza rotaciones, entre ellas la más sonada la ausencia de Sergi Busquets, aunque quizás no tan numerosas como el día del Alavés. Hasta que los nuevos adquieran todos los automatismos en un equipo muy trabajado, cada revolución en la alineación supondrá un riesgo. Pero el técnico asturiano está dispuesto a asumirlo porque esta temporada no quiere que se repita lo de la pasada. El Barça ganó el doblete en plena cuesta abajo física. Le llegaron las fuerzas justas para mantener una mínima distancia en la Liga y para ganar la Copa al Sevilla en la prórroga, pero el bajón fue monumental, le dejó fuera de la Liga de Campeones ante un Atlético más fresco y casi le cuesta todo.

El cuerpo técnico maneja los datos físicos de la plantilla en aquel final de curso y todavía está admirado de que se produjera una reacción que dio dos títulos. Por eso este año las rotaciones serán más comunes. Eso sí, cualquier experimento es menos peligroso con Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar en el once. Parece que en Leganés no descansará ningún componente del trío sudamericano, aunque no está descartado que no completen el encuentro si el resultado es favorable.

Sin titulares

«No hay titulares y suplentes, solo jugadores con la camiseta del Barça. Todos son conscientes de que en un calendario de más de 60 partidos no pueden jugar siempre los 90 minutos. ¿Equipo B? No hay equipo B ni J, H o Z», explicó Luis Enrique, avisando que «si el Barça no ofrece su mejor versión, no ganará al Leganés, un equipo valiente que, salvo el día del Atlético, no se limita a defender».

El horario, las 13:00 horas, es otra de las preocupaciones, aunque Luis Enrique lo relativiza. «A las tres de la tarde os digo si me ha gustado jugar a esa hora», comentó, aunque aclarando que «será el mismo horario para los dos equipos y no hemos variado nuestra rutina de trabajo por ello. No hay excusas».

Asier Garitano, técnico del Leganés, no descarta repetir la gesta del Alavés: «Tenemos que potenciar nuestras virtudes y llevar el partido al lado que queremos. Tenemos que creer en nosotros porque el Barcelona es un equipo tan bueno que tiene soluciones para todo». Preguntado por Messi, Suárez y Neymar, Luis Enrique señaló que deben pensar poco en los jugadores y más sus posibilidades de ganar. «Espero que el partido sea una fiesta y que la gente esté con el equipo», dijo. Por supuesto, las casi 11.000 plazas de estadio de Butarque se llenarán, como ya sucedió contra el Atlético.