La Rioja

Luis Enrique, ante su primera gran criba

Barcelona. 110 días después de conquistar la Copa del Rey ante el Sevilla (2-0) con dos asistencias de Messi, un gol de Neymar y lesión muscular de Luis Suárez, vuelve el tridente del Barça en la tercera jornada de Liga ante el Alavés en el Camp Nou. Los compromisos del brasileño, que desde aquel 22 de mayo ha encadenado vacaciones, Juegos Olímpicos y dos partidos con la absoluta de Brasil, impidieron un reagrupamiento de cracks que no se ha producido hasta ayer en el último entrenamiento, con el uruguayo recién regresado de su país. Y lo que debería ser una bendición para Luis Enrique quizás se convierta en un quebradero de cabeza porque los tres, como siempre, quieren jugar aunque la lógica y el calendario inviten a ser prudentes.

Messi se marchó la pasada semana a Argentina con un parte médico por molestias en el pubis, secuela de un intenso partido en San Mamés (0-1). No sólo disputó los 90 minutos ante Uruguay, marcando el gol de la victoria, sino que además se multiplicó en ataque y en labores de presión al jugar con diez por la expulsión de Dybala en el 45'. Se ganó con su actitud a sus aficionados y compañeros, pero acabó muy dolorido y ya volvió a Barcelona sin jugar en Venezuela para iniciar la recuperación. Cada día se ha entrenado, pero sin forzar.

Neymar vuelve pletórico tanto en lo deportivo como en lo anímico. Transformó las críticas en elogios como líder de la olímpica que conquistó el primer oro en la historia de Brasil. Marcó el gol en la final ante Alemania y transformó el penalti decisivo. Y liberado del brazalete de capitán de la absoluta al que renunció, también ha sido el protagonista con dos goles y dos asistencias repartidos en los dos triunfos de Brasil ante Ecuador y Colombia para enderezar el rumbo hacia el Mundial de Rusia 2018. Sin embargo, solo llevará dos entrenamientos en las piernas con el Barça en casi cuatro meses y podría acusar el cansancio de tantos viajes y tanta presión. Y Luis Suárez también fue el crack del triunfo de Uruguay ante Paraguay (4-0) con un gol y dos regalos a Cavani en forma de asistencias. Con Paco Alcácer preparado para debutar y Arda Turan en su mejor momento como azulgrana, Luis Enrique afronta el primer galimatías de la temporada para al once y la convocatoria. Ante el Alavés reaparecerán Mathieu e Iniesta. Y André Gomes ya está recuperado de un golpe, como Mascherano. Sin embargo, no podrá contar con Ter Stegen, que se lesionó ayer. El canterano Masip o Cillessen le sustituirán.