La Rioja

Alcácer acepta un papel secundario, con matices, en el Barcelona

Barcelona. Paco Alcácer, el sexto fichaje del Barcelona 2016-17, por fin ha sido presentado en el Camp Nou diez días después de que se oficializara su traspaso. El ya exdelantero del Valencia, que ingresará 30 millones más dos en variables, vivió el esperado acto tras completar su segundo entrenamiento a las órdenes de Luis Enrique, dispuesto a debutar mañana ante el Alavés pese a la competencia con el tridente. Aunque ha firmado hasta 2021, con una cláusula de 100 millones, y llega con paciencia, listo para a aprender a sus 23 años, espera tener más protagonismo del que parece.

«Mi rol es el que el míster decida. El año es muy largo y puede pasar cualquier cosa. Todos los jugadores que están aquí aportarán su granito de arena», explicó, aunque aceptando que ahora le toca estudiar a los mejores: «Está claro que vengo a un club que es el mejor del mundo, el que en estos momentos más fútbol crea y estar al lado de Luis Suárez Messi y Neymar va a ser una experiencia muy buena». Precisamente, mostró su admiración por el uruguayo, que ocupa su posición de '9': «Villa siempre fue un referente en cuanto a movimientos y definición. También Soldado, pero ahora estoy al lado de Luis Suárez y aprenderé mucho de él. De Suárez me quedo con su movilidad que tiene durante todo el partido, la efectividad de cara a gol y la guerra que da a los centrales».

Alcácer explicó la controvertida decisión de dejar el club de su vida, el Valencia, cuya afición no le perdona su marcha: «Esto es dar un paso adelante en mi carrera como futbolista. Este club para mi es bueno».