Final

Simeone: «Somos equipos similares, será un partido bastante friccionado»

Diego Pablo Simeone, en la rueda de prensa previa a la final de la Europa League. / Efe I Atlas

«No hay parentesco entre la Europa League y la Champions, cuando ganamos la Europa League nos dio seguridad, crecimiento y nos hizo darnos cuenta de que se podía», recuerda el argentino

RODRIGO ERRASTIEnviado especial a Lyon

Diego Pablo Simeone compareció junto a sus dos capitanes para la rueda de prensa oficial y siguió muy atento a las preguntas que los periodistas le hacían a Gabi y Godín. Asentía cuando el uruguayo recordaba que la experiencia ayuda, «es un dato importante» pero que cada partido, es distinto y no es «decisiva» en un encuentro, incluso aunque sea una final. El argentino puso cara de póker cuando escuchó preguntas sobre Griezmann. Negó con un rotundo «no», cuando le insinuaron que a su delantero, nacido a escasos 70 kilómetros del lugar del partido, le iban a despistar los cánticos de la afición francesa. Después, cuando le tocó el turno recordó nada más comenzar las similitudes de ambos equipos. «Vamos a jugar una nueva final, donde aparecen muchos sentimientos. Cuando uno llega a estas instancias necesita tener humildad. Enfrente estará un rival al que tendremos que minimizar sus tareas ofensivas. Está haciendo una gran Europa League y un gran torneo francés. Somos dos equipos con similitudes. Tenemos buena pelota parada los dos, muchas similitudes. Ellos es cierto que tienen menos años juntos. Será una linda final», vaticinó.

Cholo quiso insistir que las finales de 2010, 2012 de esta competición y las de la Champions League de 2014 y 2016 le concedan favoritismo. «La experiencia es un dato importante pero no termina de ser totalmente influyente en el juego. Siempre que jugué una final la viví con la misma claridad, sin que importen las palabras ni lo que rodea al partido, queda para la gente que no participa, lo único que importa es la realidad y lo que pasa dentro, los que están ahí saben como tiene que jugar y lo que importa. Intentaremos dar tranquilidad según van creciendo las emociones, para ganar hay que jugar bien, la experiencia te acerca a saber lo que hay que hacer dentro del campo, pero luego es un juego y lo sabemos», recordó antes de aclarar algo sobre el nivel de las competiciones continentales: «Las comparaciones nunca son buenas, la Champions es una y la Europa League otra. No hay parentesco. Cuando ganamos la Europa League nos dio seguridad, crecimiento y nos hizo darnos cuenta de que se podía, muchos eran discutidos cinco meses atrás. Fue la consecuencia de todo lo que venía después».

Su conexión con el 'Mono' Burgos

Simeone, que compareció en la sala de prensa antes de que el TAS tomase una decisión sobre la cautelar pedida por su club para que la sanción no se hiciese efectiva y se sentase en el banquillo, recordó que «es un equipo muy trabajado» y que seguro «Mono estará conectado» al mismo pensamiento que él durante la final ya que, como él mismo dice, Germán Burgos es más que su ayudante: es amigo y mano derecha. «Me genera tristeza no estar en esta final. Me ampara una gran sensibilidad con Germán, nos conocemos desde hace una vida. Tenemos sentimientos similares. Entendemos el fútbol igual», recordando que la situación es similar a la vuelta de las semifinales. «El partido de referencia fue el otro día (en la vuelta contra el Arsenal, 1-0 en el Metropolitano). Confío plenamente en la presencia de Germán», recuerda el argentino, que incluso se mostró bromista sobre el estado de forma de los periodistas.

Cholo recordó que el Marsella es peligroso en el balón parado pero detalló las virtudes de su rival, insistiendo en la faceta creativa de Dimitri Payet en el sistema de Rudi García. «Ellos tendrán desparpajo, con un ritmo alto de los mediapuntas y debemos imponer nuestros juego al correr de los minutos. Será un partido tenso, de fricción y somos equipos similares en bastantes pasajes, así que será un partido bastante friccionado. Es un equipo peligroso en todas las facetas ofensivas, juegan a pierna cambiada, con laterales ofensivos y jóvenes en el medio que lo hacen muy bien. Payet impone el ritmo con lo que sale de su cabeza y la velocidad de sus pies. El entrenador lo ha hecho muy bien y hará que el partido sea intenso».

El entrenador recordó la importancia de Koke en estos seis años, detallando que a su llegada estaba a punto de irse al Málaga pero que tuvo una conversación importante que hizo que el canterano se quedase. «Cuando llegó lo quería el Málaga, que estaba en crecimiento, y le dije que no tenía forma de explicarle que iba a ser importante. Pero con su trabajo, entrega y talento es clave en el Atlético y la selección. Sabemos de su pelota parada y de su importancia tácticamente, es el que mejor lo lee todo».

El entrenador del Atlético recuerda que su equipo deberá tener «humildad» y «entregarse con el corazón» en la final. «Cada minuto que pasa, las emociones van creciendo. Los jugadores están bien y es el momento de darles tranquilidad, que la experiencia que tenemos sirva para desarrollarnos de la mejor manera. Hay que entregarse con el corazón», apuntó.

Simeone por último se congratuló de tener a todos los de campo disponibles, incluido Vitolo, por lo que incluso tendrá que hacer algún descarte, algo raro desde «noviembre o diciembre», antes de que se marchasen cinco jugadores en el mercado invernal. «Ayer (por el martes) fue el primer día que trabajó con el grupo y por suerte estamos los 17 de campo de vuelta con todos, es una alegría y una tristeza dejar a alguno fuera, será doloroso», dijo antes de saltar al terreno de juego a completar la sesión oficial, en la que hizo un pequeño discurso con todos sus hombres en un círculo antes de un entrenamiento en el Stade de Lyon en el que algunos privilegiados hinchas, amigos y familiares, pudieron seguirlo junto a la prensa.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos