La presión del favorito

El delantero Leo Messi, ayer durante el entrenamiento del Barcelona. :: efe
/
El delantero Leo Messi, ayer durante el entrenamiento del Barcelona. :: efe

Messi y Busquets están recuperados y serán titulares mientras los romanos llegan sin su delantero revelación, el turco Under El Barcelona recibe a la Roma en la ida de unos cuartos de final que no ha superado en las dos últimas ediciones

P. RÍOS BARCELONA.

El Barça afronta la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones con la presión de ser el indiscutible favorito ante la Roma. A diferencia de otros sorteos, esta vez el rival es el que menos intimidaba de los que había en el bombo para el equipo azulgrana tras noquear al Chelsea. Esa es la lectura lógica de los medios de comunicación y de los aficionados, aunque el precavido técnico Ernesto Valverde y sus jugadores saben que el equipo italiano es capaz de todo con un sistema ofensivo, buenos futbolistas y un entrenador de moda en Italia como Eusebio di Francesco. Con todo, antes de la ida de este miércoles en el Camp Nou nadie puede ocultar que es una gran oportunidad de volver a semifinales para el Barça.

Dos temporadas lleva el Barça sin superar los cuartos de final de la máxima competición continental, anulando parte del prestigio adquirido por ser el único club que ha llegado a esta ronda en cada una de las últimas once ediciones. El Atlético, en la campaña 2015-16 (2-1 y 2-0), y la Juventus, en el curso pasado (3-0 y 0-0), le cerraron el paso a unas semifinales que no saborea desde el ejercicio 14-15, cuando eliminó al PSG (1-3 y 2-0) camino del título. Desde la 2007-08 hasta la 2012-13 el equipo azulgrana ganó dos finales (2009 y 2011) y cayó en cuatro semifinales (2008, 2010, 2012 y 2013).

Barcelona
Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba, Busquets, Rakitic, Iniesta, Dembélé, Messi y Luis Suárez.
Roma
Alisson, Florenzi, Manolas, Fazio, Kolarov, Nainggolan, De Rossi, Strootman, El Shaarawy, Dzeko y Perotti.
Árbitro
Danny Makkelie (Holanda).
Hora
20:45 h. Estadio Camp Nou
TV
beIN Sports.

Pero desde la 2013-14, cuando también se quedó en los cuartos ante el Atlético, sólo en la mencionada y exitosa 2014-15 pasó la barrera. Once cuartos de final, siete semifinales y tres títulos en once años tiene mucho valor en un sentido histórico, especialmente comparando con otras épocas, pero cuando se tiene al mejor jugador del mundo en el mejor momento de su carrera, Leo Messi, comienza a parecer poca cosa. Y más si se mira al eterno rival, un Real Madrid que ha conquistado tres de las cuatro últimas ediciones.

Di Francesco contra Valverde

Valverde está especialmente avisado porque él ya perdió ante Di Francesco la pasada temporada. Fue al frente del Athletic en la fase de grupos de la Liga Europa ante el Sassuolo, entonces entrenado por el italiano, que le sorprendió 3-0 en su campo, aunque el equipo del Txingurri venció 3-2 en Bilbao para pasar a dieciseisavos, ronda que no alcanzó su otra vez rival con una única victoria en aquella liguilla.

Ahora, en el banquillo del Barcelona, Valverde sigue con su mensaje de prudencia y hablando de una eliminatoria repartida al cincuenta por ciento. «Viendo los partidos que hizo en la fase de grupos y cómo se le está dando la Serie A, no me sorprende que esté en cuartos», señaló el técnico antes de añadir que «va bien al ataque y defiende muy compacto. Es una eliminatoria atractiva como todas las de esta ronda. Nuestro objetivo es pasar y estamos al 50 por ciento».

Tras lesionarse en un dedo del pie contra el Chelsea, Sergio Busquets vuelve a la lista y se espera que salga de inicio ante la Roma, que querrá vengarse del 6-1 encajado en el Camp Nou en la fase de grupos de la Liga de Campeones de hace dos campañas. Aquel día reapareció Messi tras una lesión y maravilló con dos goles y una extraordinaria actuación. Tras su suplencia en Sevilla, donde entró para igualar un 2-2, y dos ausencias con Argentina, al '10' también se le espera de inicio pese a sus molestias. El lesionado Digne y Coutinho, que ya jugó esta Liga de Campeones con el Liverpool, son las bajas obligadas.

La Roma, por su parte, viajó sin su delantero revelación, el turco Under, que se lesionó con su selección, pero recupera al belga Nainggolan, que el sábado pidió el cambio por un problema muscular.

El bosnio Dzeko, delantero centro de los de toda la vida, es la gran amenaza junto al portero brasileño Alisson, en un momento de forma impresionante y en la agenda del Real Madrid como opción para el curso próximo si contratar a David de Gea y a Thibout Courtois es misión imposible por las millonadas que pedirían el Manchester United y el Chelsea, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos