Los octavos del Barça pasan por Grecia

Ernesto Valverde sonríe durante la sesión en el Giorgos Karaiskakis en Atenas. :: afp
/
Ernesto Valverde sonríe durante la sesión en el Giorgos Karaiskakis en Atenas. :: afp

Sin Piqué ni Iniesta, el Barcelona se enfrenta al Olympiacos en otro regreso emotivo para Ernesto Valverde «Atenas significa tanto para mí... viví tres años extraordinarios y el público es diferente; ellos vienen a participar», dice el técnico azulgrana

P. RÍOS

barcelona. Si ganar el sábado en el Nuevo San Mamés sabiendo sufrir en una pésima segunda parte reforzó anímicamente al Barça, la derrota del Real Madrid el domingo en Girona (2-1) todavía dio más valor a esa victoria ante el Athletic (0-2). Con 28 puntos de 30 posibles, cuatro por encima del Valencia y ocho sobre el actual campeón y el Atlético, el equipo azulgrana afronta un tramo complicado del calendario, recibiendo al imprevisible Sevilla y visitando al sorprendente Leganés y al rearmado Valencia en las tres próximas jornadas. Por eso superar hoy al Olympiacos en Atenas es muy importante para los de Ernesto Valverde, quien, con cuatro victorias en cuatro jornadas y la clasificación para octavos de la Liga de Campeones matemáticamente en el bolsillo (si coincide el triunfo con un empate o una derrota del Sporting de Lisboa ante la Juventus) o virtual, podría hacer rotaciones para que sus cracks se desgasten menos de cara a los partidos más trascendentales. Eso sí, posiblemente, el 22 de noviembre, todavía se tendría que jugar el primer puesto del grupo en Turín con el aval del 3-0 en el Camp Nou.

El entrenador vivirá otro emotivo regreso, similar al del sábado en Bilbao, porque fue el entrenador de Olympiacos en dos etapas. Allí logró sus primeros títulos como entrenador antes de la Supercopa de España ganada con el Athletic al Barça en 2015, el último hasta ahora en su palmarés. Conquistó tres Ligas de Grecia (2008-2009, 2010-11 y 2011-12) y dos Copas (2009 y 2012). Se ganó el cariño de todos por su liderazgo deportivo, pero también por su forma de ser y por su sensibilidad hacia el pueblo griego cuando la crisis le puso contra las cuerdas. «Es emocionante venir a Atenas de nuevo, que ha significado tanto para mí. Viví tres años extraordinarios aquí. El público es diferente al de allí. Aquí vienen a participar. Sé que aunque me quieran mucho no se olvidarán de animar a su equipo», vaticinó el técnico. Los pasionales espectadores del Georgios Karaiskakis han preparado un gran recibimiento.

Olympiacos
Protos, Elabdellaoui, Botía, Nikolau, Koutris, Gillet, Romao, Zdjelar, Androutsos, Emenike y Mehdi Carcela.
FC Barcelona
Ter Stegen, Sergi Roberto, Mascherano, Umtiti, Alba, Rakitic, Busquets, Paulinho, Deulofeu, Messi y Luis Suárez.
Árbitro
Anthony Taylor (Inglaterra).
Hora
20:45 h. Georgios Karaiskakis.
TV
Antena 3/TV3.

Pese a que los más alarmistas creyeron ver a Messi tocándose el muslo en San Mamés, los servicios médicos del club no tienen constancia de que el argentino sufra molestias y viajó ayer con sus compañeros, entre los que no están el sancionado Piqué (fue expulsado por dos amarillas en el 3-1 ante Olympiacos de hace 15 días) y los lesionados Iniesta, Dembélé, Rafinha, Aleix Vidal y Arda Turan.

Sí se ha desplazado Mascherano, aunque sin el alta médica tras no viajar a Bilbao por un episodio de fiebre. Su presencia es importante para formar en el centro de la zaga con Umtiti, con Vermaelen para una emergencia. «Estaba con problemas pero ya está bien. Espero que él y Mascherano estén bien para el partido», explicó.También están citados el portero Ortolá, del filial, y Aleñá, centrocampista del Barça B en gran momento de forma.

Parece probable, respecto al once que se enfrentó al Athletic, el regreso de Deulofeu para un 4-3-3 más convencional en lugar de André Gomes, Rakitic o Paulinho. Sin Iniesta, con problemas musculares, el Barça ya sufrió para salir jugando desde atrás ante la presión del Athletic al alinear a Valverde a centrocampistas de un perfil más físico que técnico. Olympiacos también está dispuesto a arriesgar con su presión por lo que no se descarta algún jugador que garantice más posesión como Denis Suárez, aunque la alineación de Deulofeu ya permitiría a Messi a ayudar más en la creación en el centro del campo.

Tras unos partidos de aparente recuperación con sus resultados, Olympiacos volvió a confirmar este fin de semana que no atraviesa su mejor momento al caer 1-0 en el gran derbi de Grecia ante el Panathinaikos (7º) y se queda 5º a cinco puntos del líder, Atromitos. El delantero nigeriano Emenike, que no jugó en el Camp Nou por lesión, ya está recuperado. El rival del Barcelona se juega la posibilidad de pelear por la tercera plaza del grupo que le permita pasar a la Liga Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos