El Madrid busca refugio en Europa

Cristiano y Benzema, los dos jugadores más cuestionados, se entrenan ayer en el GPS Stadium. :: afp
/
Cristiano y Benzema, los dos jugadores más cuestionados, se entrenan ayer en el GPS Stadium. :: afp

Los blancos tratarán de certificar en Chipre el pasaporte a octavos y mitigar sus penas

ÓSCAR BELLOT MADRID.

Dos goles de Benzema y otro de Kaká dieron al Real Madrid de José Mourinho la victoria en su hasta ahora única visita al GSP Stadium. Corría el 27 de marzo de 2012 y con aquellos tantos encarrilaron los blancos un pase a semifinales de la Liga de Campeones que rubricarían ante el sorprendente Apoel de aquella edición con un 5-2 en la vuelta en el Santiago Bernabéu, en la que fue Cristiano Ronaldo el que firmó un doblete que completaron las dianas de Kaká, Callejón y Di María. Certificar el pase, en este caso a octavos, es el objetivo con que visita Chipre la escuadra ahora dirigida por Zinedine Zidane y que tiene a Benzema y Cristiano Ronaldo como principales señalados por el pobre deambular liguero del doce veces campeón de Europa.

Otrora azote de cuanto equipo salía a su paso con la compañía del hoy lesionado Gareth Bale, la dupla que conforman el francés y el luso se codea actualmente con delanteras de equipos con tan escaso pedrigrí como el Benevento, el Huddersfield o el Bournemouth en cuanto atañe a registros anotadores en el campeonato doméstico, con un tanto por barba, frente a los doce que sumaban entre ambos la pasada campaña a estas alturas y 25 menos que su mejor guarismo conjunto en la 2014-2015. Europa, el refugio que tantas veces ha servido al cuadro de Concha Espina para enmendar sus fiascos domésticos, vuelve a presentarse como el escenario ideal para recuperar la autoestima y el Apoel como la víctima propiciatoria para la redención de sus artilleros.

Apoel
Nauzet, Roberto Lago, Rueda, Carlao, Vouros, Nuno Morais, Vinicius, Sallai, Zahid, Poté y De Camargo.
Real Madrid
Casilla, Achraf, Varane, Vallejo, Marcelo, Casemiro, Kroos, Ceballos, Asensio, Benzema y Cristiano Ronaldo.
Árbitro
Artur Dias (Portugal).
Estadio
GSP Stadium.
Hora
20.45 horas (Antena 3).

El Apoel no conoce el triunfo en los tres partidos en los que se ha cruzado con el Real Madrid, que al margen de los dos choques citados se impuso a la escuadra chipriota en su estreno este año en la Champions por 3-0, con dos dianas de Cristiano Ronaldo y otra de Sergio Ramos. Los blancos, a los que podría bastarle el empate para sellar el pase a menos que el Borussia Dortmund se imponga al Tottenham en el Signal Iduna Park, presentan un inmaculado balance de siete victorias en otros tantos enfrentamientos contra equipos chipriotas, a los que han marcado 37 goles frente a los 3 recibidos, y sólo han hincado la rodilla en dos de sus últimos 23 choques europeos, con seis empates y quince victorias. El problema, empero, es que esos pasos en falso se produjeron en dos de sus tres últimas salidas: ante el Atlético de Madrid en la vuelta de semifinales de la pasada campaña (2-1) y frente al Tottenham en el duelo que acogió Wembley la pasada jornada (3-1).

Con una sideral superioridad en presupuesto, historia y plantilla, un fiasco de los blancos en el GSP Stadium se antoja una quimera. El problema es que, más allá de lo que digan las cuentas sobre el pase a octavos, al Real Madrid no le vale sólo la victoria en tierras chipriotas. Necesita lograr además un convincente triunfo que mitigue la depresiva imagen de los últimos partidos, que han puesto la Liga muy cuesta arriba y han complicado en grado sumo el pase como primeros del grupo H en la Champions.

Precisa para ello recuperar la mejor versión de Cristiano y Benzema o, al menos, una superior a la que han mostrado en lo que va de curso. El portugués, una sombra de quien fue en Liga, mantiene su vigor en Europa, donde lidera la clasificación de máximos goleadores con seis tantos en cuatro jornadas. El galo aún no se ha estrenado en Champions, pero guarda el buen recuerdo de su anterior visita a Nicosia. Sobreviven de aquel choque en el plantel Marcelo y Sergio Ramos, pero este último no viajó a Chipre a causa de la fractura del hueso propio de la nariz que sufrió en el derbi del Metropolitano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos