La fe infinita de Cristiano

Cristiano golpea al balón en una espectacular chilena. :: afp/
Cristiano golpea al balón en una espectacular chilena. :: afp

Con su acrobática chilena ante la Juventus, el luso sigue sumando récords de goles, victorias y números

JAVIER VARELA MADRID.

Cristiano Ronaldo logró en el Juventus Stadium dos cosas que no había logrado en su ya larga trayectoria profesional: un gol de chilena y la pleitesía de la afición contraria. Después de anotar 649 goles en su carrera, por fin pudo conseguir el primero de chilena, aunque hay que recordar que en noviembre de 2011, jugando con Portugal, hizo un tanto de chilena pero el colegiado lo anuló por juego peligroso. Ante la Juventus sí que fue válido y hubiera sido un sacrilegio anularlo por la belleza del salto, del remate y de la colocación. Cristiano pudo sacarse una espinita que tenía clavada desde hace tiempo y que, tras años de intentos fallidos, puede marcar un antes y un después en los goles logrados por el portugués. Pero no fue improvisado ni algo anecdótico, ya que el luso había ensayado ese remate en el entrenamiento previo del lunes en el estadio turinés y en la misma portería. Porque Cristiano no deja nada al azar. «Es posiblemente uno de los mejores de mi carrera», confesó orgulloso.

Además, ese golazo (para el que se impulsó de manera paralela al césped en 1,41 metros y conectó el remate a 2,23 metros del césped) permitió que se viera algo que nunca antes había sucedido, ya que buen parte de los aficionados del equipo italiano se rindieron ante la evidencia de la obra de arte que acababan de presenciar aunque significase la eliminación de la Champions League. Leo Messi, Ronaldo o Ronaldinho ya habían recibido los aplausos de la afición contraria, pero era algo que se le resistía al luso y que quiso agradecer tras el partido: «Ha sido un momento increíble, tengo que dar las gracias a todos los aficionados de la Juventus, lo que han hecho ha sido algo fantástico que nunca me había pasado en toda mi carrera». Palabra del rey de la Champions.

En su eterna lucha con batir récords, Cristiano logró ante la Juventus con el primer gol a los 166 segundos, su gol más rápido en la Champions League e igualó a Iker Casillas como jugador con más partidos ganados (98 cada uno) en toda la historia de la Copa de Europa. Además, completó la decena de partido consecutivos marcando en la máxima competición (2017-2018), algo que sólo había logrado hasta el momento Ruud Van Nistelrooy cuando vestía la camiseta del Manchester United (2002-03).

Y como Cristiano mantiene una lucha personal por ser el devorador de récords, puede presumir de otro más, ya que es el futbolista que más goles ha marcado en partidos internacionales, 210 (17 con el United, 112 con el Real Madrid y 81 con Portugal), muy por delante de su eterno rival, Leo Messi, que suma 167 (106 con el Barcelona y 61 con Argentina).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos