La Rioja

Dos escollos para el Madrid y el Barça

Zinedine Zidane (i), junto a Carlo Ancelotti, durante la final de la Champions de 2014 en Lisboa. :: AFP
Zinedine Zidane (i), junto a Carlo Ancelotti, durante la final de la Champions de 2014 en Lisboa. :: AFP
  • Los españoles se evitan y la suerte sonríe al Atlético, que se enfrentará al Leicester, el deseado por todos

  • Los blancos se medirán al Bayern de Múnich y los culés se jugarán las semifinales contra la Juventus

Sin duelos fratricidas en los cuartos de final, lo que concede al fútbol español la posibilidad, nada descabellada, de clasificar a tres equipos entre los cuartos mejores de Europa, Real Madrid y Barcelona no pudieron evitar sin embargo quedar emparejados con dos auténticos escollos como el Bayern de Múnich y la Juventus. Al Atlético, sin embargo, se sonrió la suerte con el Leicester, el rival que todos deseaban en un sorteo de Liga de Campeones que enterró cualquier sospecha de amaño.

Pese a que el Bayern y la Juventus son los equipos más complicados y peligrosos a los que podían enfrentarse blancos y azulgrana, siempre que el bombo no deparase un cruce entre los dos colosos de la Liga, el Real Madrid y el Barcelona tendrán al menos la ventaja de decidir sus respectivas eliminatorias en casa. El Atlético jugará la ida en el Vicente Calderón, pero los rojiblancos deben imponer su superioridad ante el debutante Leicester, el adversario más asequible entre los cuartofinalistas. Con la cenicienta inglesa contra el Atlético y el también sorprendente Mónaco frente al Borussia Dortmund, el penúltimo cruce de la Copa de Europa deparará un clásico estelar entre Bayern y Real Madrid, con maestro (Carlo Ancelotti) y alumno (Zinedine Zidane) en los banquillos, y una reedición de la final de 2015 entre Barça y Juventus, también con morbo, por el reencuentro de Dani Alves con el conjunto azulgrana.

Madrid y Bayern se enfrentaron por última vez en las semifinales de la temporada 2013-2014, cuando el equipo blanco entonces dirigido precisamente por Ancelotti humilló con un 0-4 en Múnich al conjunto de Pep Guardiola. En el enfrentamiento entre el Real Madrid y el antes tan temido Bayern, hasta hace un lustro bestia negra de los merengues, la experiencia juega sin embargo a favor del entrenador del conjunto alemán, precisamente, el técnico italiano tan querido por el madridismo que llevó a los blancos a la conquista de la 'décima' en Lisboa, cuando Zidane era aún su ayudante, dos años antes de que el francés también se coronase en Milán, bajo el aura de una supuesta flor que siempre se le atribuyó a Ancelotti.

A la otra demoledora tripleta de ataque del fútbol mundial, integrada por Messi -necesita despertar en un gran cruce este curso-, Luis Suárez y Neymar, deberá frenarla la Juventus después de que el Barça se haya relanzado con su increíble remontada ante el PSG y haya recuperado la condición de favorito al título. El juego ofensivo de los azulgrana se volverá a medir a la capacidad de destrucción de los italianos, que continúan progresando con Allegri, mientras que el Atlético debería encarrillar su eliminatoria ante su afición para no tener que jugarse el pase en Inglaterra.