La Rioja

Ederson se convierte en la pesadilla del Dortmund

  • El Benfica se lleva el primer envite gracias a la soberbia actuación de su portero, que incluso detuvo un penalti a Aubameyang

madrid. Suele ocurrir en esto del fútbol, un deporte que no entiende de merecimientos ni 'karma': cuando un equipo perdona una y otra vez la vida a su rival, es éste el que termina por marcar el gol de la victoria. Benfica y Dortmund ejecutaron el manido guion sin rechistar. El conjunto 'borusser' tomó el papel de dominador y los encarnados rindieron sumisión sin salir de su propio campo. Repartidos los roles, el equipo alemán dio forma al plan con una presión asfixiante, la defensa adelantada y una circulación de balón excelsa. No se hicieron esperar las ocasiones. Dembélé, Reus, Guerreiro... Y Aubameyang, merecedor de un capítulo aparte.

El descanso fue la mejor noticia para el Benfica, que tuvo 15 minutos para coger aire y beber agua. Buena falta le hacía, pues fue volver de la caseta y marcar el 1-0. Pizzi sirvió el córner, Luisao lo remató y Mitroglou se encargó de rebañar la pelota a la jaula cuando Bürki se disponía a atraparla. Los 45 minutos que restaban para el final fueron de color amarillo. Aubameyang, que ya había errado un mano a mano al comienzo del choque, volvió a mandar al limbo otro balón franco de gol; y antes de ser sustituido, falló un penalti. Se lo regaló a Ederson.

Eso sí, al meta del Benfica lo que es suyo, leáse todas las opciones de clasificación de su equipo. Lo paró todo, por supuesto. ¿O no avisamos de que el cuento acabaría 1-0?