La Rioja

Un Real Madrid castigado por las bajas busca la goleada a puerta cerrada en Varsovia

madrid. El Real Madrid buscará goles y argumentos que le refuercen como líder del Grupo F de la Liga de Campeones ante posibles empates finales -marcha igualado a puntos con el Borussia Dortmund-, en un encuentro extraño en Varsovia, ante el modesto Legia, que no tendrá apoyo por el castigo a sus ultras.

Incertidumbre y máxima seguridad espera el Real Madrid en Varsovia, tras ver los incidentes que han protagonizado los ultras del Legia en el estadio Wojska Polskiego y en su visita a Madrid, cuando convirtieron los aledaños del Bernabéu en una batalla campal. Sin embargo, serán atraídos por el Legia a las puertas del estadio, ya que han instalado unas pantallas gigantes para que el aliento de los aficionados se sienta sobre el césped en un encuentro a puerta cerrada.

El Real Madrid intentará aislarse de todo y seguir su camino firme en Liga de Campeones. Su empate en Dortmud en un encuentro que tenía encarrilado es el único lunar y provoca que comparta liderato con un Borussia que no falló en Lisboa.

Zidane cuenta con un buen puñado de bajas importantes para el partido. En defensa se suma Pepe a Sergio Ramos por una rotura muscular que deja tan solo a Varane y Nacho como centrales. A última hora se cae también Marcelo y provoca la llamada del canterano Álvaro Tejero. Y en el centro del campo a las ausencias de Casemiro y Luka Modric se ha sumado la de James.