La Rioja

Ancelotti conversa con Arturo Vidal en el Calderón. :: efe
Ancelotti conversa con Arturo Vidal en el Calderón. :: efe

Vértigo ante Ancelotti

  • El italiano no logró vencer con el Madrid al Atlético, pero sí en las tres ocasiones que ambos se midieron en Eurocopa

La Liga de Campeones regresa al Calderón y lo hace con el mismo partido que cerró la pasada edición: Atlético-Bayern. El duelo, entre dos de los candidatos a la 'orejona' en Cardiff, tiene cierto sabor a revancha para los alemanes, eliminados por los rojiblancos en semifinales hace algo más de cuatro meses pese a que fueron dominadores de ambos encuentros (1-0 en Madrid con gol de Saúl y 2-1 en Múnich, con papel protagonista de Oblak). «Todo empieza otra vez de cero. No hemos olvidado lo que pasó hace unos meses, pero no hay deseo de venganza», apunta Thomas Muller, al que Oblak detuvo un penalti. Ahora el asunto es menor, no está una plaza para la final en juego. El botín es más reducido, tres puntos que les permita encabezar en solitario el liderato del grupo D y tomar ventaja para ser líder en un grupo en el que ambos son favoritos a llegar a los cruces clasificatorios en 2017. No han cambiado mucho las cosas desde entonces, se mantienen sus estilos definidos y enfrentados: la fortaleza defensiva local que permita buscar los espacios del rival contra un ataque basado en la posesión, aunque optando por unos contragolpes que apenas se usaban en la etapa de Pep Guardiola.

Ahora en el banquillo está Carlo Ancelotti, que sufrió con los atléticos durante su etapa madridista. Sólo ha ganado una vez en siete partidos en el Calderón en toda su carrera como entrenador, y fue en Copa del Rey con un 3-0 a favor de la ida, y además sufrió dos derrotas especialmente dolorosas: el 1-0 que le hizo perder la Supercopa española y su última visita al feudo colchonero: 4-0 en febrero de 2015, horas antes del famoso cumpleaños de Cristiano Ronaldo amenizado por Kevin Roldán. Por contra, logró un empate sin goles en la ida de los cuartos de final de la Champions de 2015 que hizo bueno en la vuelta con un gol de Chicharito.

Fue la segunda decepción atlética en Champions ante Ancelotti, que ya les había robado la gloria en Lisboa meses atrás. Por logros así fue reclutado por el Bayern. Con cinco Copas de Europa y más de medio centenar de trofeos en su palmarés, el club muniqués quiere prolongar su dominio doméstico y ampliar de la mano de Carlo Ancelotti, el entrenador con más Champions vivo, a Europa, donde no reina desde 2013, con Jupp Heynckes en el banquillo.

Con Guardiola no logró la gloria continental y, de hecho, lejos del Allianz Arena sólo logró dos victorias en sus últimas diez salidas europeas. Reto imponente para el italiano, que por el momento suma ocho partidos y ocho victorias aventajando en Liga en tres puntos al Dortmund.

Enfrente estará el Atlético de Simeone, que tras caer en las finales de 2014 y 2016 ha convertido la Champions en una obsesión personal. Su amago de renuncia tras caer en Milán resquebrajó un poco la unión en la caseta, pero tras los últimos resultados el asunto parece resuelto. El argentino medita repetir el once que empató en el Camp Nou, con Gameiro junto a Griezmann, siendo las bandas para Carrasco y Saúl.