La Rioja

El Atlético retoma su eterno sueño en Eindhoven

  • Los colchoneros se conjuraron para ganar la Champions tras perder dos finales ante el Real Madrid en las últimas tres temporadas

Tres meses y medio después de sufrir otra pesadilla ante el Real Madrid en su segunda final de Champions en tres temporadas, el Atlético del Cholo Simeone reinicia su sueño interminable hoy en Eindhoven, donde le espera un adversario muy parecido al que eliminó en los octavos de final de la pasada edición, después ningún gol en 210 minutos y de 16 penas máximas. Los colchoneros ante cayeron ante su eterno rival en la prórroga de Lisboa, en los penaltis de Milán y ahora confían en poder competir en el gran duelo que cerrará esta edición, el 3 de junio en Cardiff.

Desde que acabó la final del 28 de mayo en San Siro, los rojiblancos se han marcado como reto prioritario el gran título continental. «Seguiremos luchando por un sueño común que tenemos todos los atléticos», anunció el central uruguayo Diego Godín cuando su equipo aún cargaba las pilas este verano en Los Ángeles de San Rafael. Saben que por presupuesto y plantilla no podrían competir a priori con los gigantes de Europa, pero no temen a nadie. Se sienten capaces tras eliminar dos veces en tres años al Barcelona, y al Chelsea y al Bayern de Múnich en semifinales.

El duelo ante el equipo de la Philips es clave en un grupo en el que el liderato parece reservado para el campeón alemán, ahora dirigido por Carlo Ancelotti, y donde se supone que los rusos del Rostov están a un nivel inferior. Hace seis meses, los atléticos no pasaron del empate a nada en Holanda, resultado que se repitió en la vuelta del miedo en el Vicente Calderón. El equipo que dirige Phillip Cocu, vigente campeón de la Eredivisie, está fuerte. Marcha invicto este curso en su país, con cuatro victorias y dos empates.

Tras sumar sólo dos puntos en las primeras jornadas ligueras ante Alavés y Leganés, dos recién ascendidos, el Atlético se dio un atracón de autoestima con el 0-4 logrado el sábado en Balaídos. En principio, Simeone no variará mucho el once que goleó al grupo del Toto Berizzo. Le asaltan dos dudas: mantener en un extremo al belga Yannick Carrasco o reforzar el centro del campo con Tiago o Augusto, y continuar con Fernando Torres como ariete titular o sustituirle desde el inicio por el francés Kevin Gameiro. El PSV también acaba de ganar 0-4, en su caso al Nimega, en la quinta jornada de un torneo de la regularidad en el que marcha segundo, a dos puntos del sorprendente Feyenoord. El grueso de su plantilla es similar a la que se enfrentó el ejercicio pasado al Atlético, que hace siete años, en la fase de grupos de la Champions, se impuso en el estadio Philips por 0-3. Se trata de la única victoria del Atlético, entonces entrenado por el mexicano Javier Aguirre, en sus seis visitas a Holanda.

«Respetamos al Atlético, pero no le tememos porque confiamos en nuestra calidad», afirmó en la previa Cocu, sabedor de que «jugar el primer partido en casa es muy importante y ganar sería ideal para encarrilar la clasificación en un grupo fuerte». «Necesitamos hacer un partido perfecto para vencer al Atlético», subrayó el exjugador del Barça.