Larrea afirma que los tres encarcelados «no tenían que haber ingresado en prisión»

Juan Luis Larrea. :: efe

El actual presidente de la Federación Española mostraba su opinión horas antes de que los presos pagasen las fianzas

EFE

MADRId. Horas antes de la puesta en libertad de Ángel Villar, Juan Luis Larrea, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) tras la suspensión temporal de Ángel Villar la semana pasada, se mostraba feliz ante la posibilidad de que éste abandonase Soto del Real, junto a su hijo Gorka y al vicepresidente Juan Padrón, tras el pago de la fianza.

«Yo me alegro mucho. Primero que no tenían que haber entrado y segundo que me parece magnífico que salgan para que puedan defenderse ellos por su cuenta mucho más que estando allí», comentó Larrea al término de la Asamblea Extraordinaria de la RFEF que aprobó el lunes los datos económicos del 2016 y el presupuesto del 2017.

Al margen del futuro que les espera a los tres, Larrea admitió que la situación de interinidad que existe en la Federación Española «no es buena para nada», por lo que «hay que tomar decisiones». «Depende todo de que el señor Villar presente o no la dimisión. La interinidad no es buena, por eso hay que tomar decisiones. Las primeras decisiones pasarán por hacer nombramientos en la Junta Directiva, y será la que decida», explicó.

Juan Luis Larrea, que declaró la pasada semana como testigo de la 'operación Soule', dejó bien claro que Villar no estaba en la obligación de dimitir de su cargo si no se consideraba «culpable» de los presuntos delitos que le atribuye el juez Santiago Pedraz. «Eso es cosa de él (dimitir o no), yo no tengo ni idea de lo que tiene que hacer él. Esa decisión no la voy a tomar yo, la tiene que tomar él. Yo creo que él se considera inocente y cree que no tiene que dimitir», explicó días atrás, cuando también afirmó que no descartaba convocar elecciones.

Fotos

Vídeos