Juan Padrón, el jefe en la sombra

Juan Padrón. :: r. c.
Juan Padrón. :: r. c.

El dirigente tinerfeño es el brazo derecho de Villar y figura clave en todas las decisiones importantes adoptadas por la Federación

IGNACIO TYLKO MADRID.

Vicepresidente económico 'eterno' de la FEF, Juan Padrón (San Cristóbal de La Laguna, 25-2-1936) lleva trabajando en este organismo más de tres décadas, concretamente desde 1984, dos años antes de que Ángel María Villar sustituyera a José Luis Roca al frente del fútbol español. Fue clave en todas las decisiones importantes adoptadas y en todos los movimientos económicos. Así, él decidió destituir a Agustín Domínguez, Gerardo González y Jorge Pérez, los tres secretarios generales de la Federación Española en este periodo.

Máximo dirigente de la Federación tinerfeña, ha estado en el epicentro de todos los conflictos desde que a principios de los 90 se le acusó de haber llevado a su familia de turismo por Sudamérica a costa de las arcas federativas. Habría impulsado la contratación de empresas de las que habría obtenido un beneficio propio y desviado fondos de la federación tinerfeña hacia una sus sociedades. El caso más reciente, una acusación por el 'caso Haití' señalaba que Padrón colocó a su hija como empleada en la Fundación FEF a cuenta del dinero destinado a ese proyecto fantasma. En concreto, según publicó 'La Voz de Galicia', María Padrón cobró más de 14.000 euros en tres meses como trabajadora de la institución. Se enfrentó a la directora de la selección española, María José Claramunt, a la que exigió cuentas por los gastos en el Mundial de Brasil. También resultó clave en el nuevo modelo de financiación de la RFEF después de terminar su relación con Santa Mónica, la empresa de los hermanos Samper que se ocupaba de la explotación de los derechos de la selección.

En noviembre de 2010 el juez Adolfo Carretero archivó la causa en la que estaban imputados Ángel Villar y Juan Padrón tras la denuncia que les presentó Javier Tebas, presidente de la la Liga de Fútbol Profesional, por los presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal y falsedad documental. A petición de varias territoriales, Villar tenía decidido relevarle tras las últimas elecciones celebradas en abril. Padrón, ya con 81 años, ya habría recogido incluso todas sus pertenencias de su despacho en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas antes de los registros de la Guardia Civil.

Fotos

Vídeos