FÚTBOL SALA

España se nutre de talento riojano

Patricia Blázquez, en un partido con España. :: l. r.
/
Patricia Blázquez, en un partido con España. :: l. r.

Patricia Blázquez es una habitual de las convocatorias de la selección nacional Sub'17

I. G. LOGROÑO.

Acaba de cumplir 17 años, pero ya sabe lo que es competir al máximo nivel en el fútbol sala femenino nacional y portar la camiseta de la selección española. Su nombre es Patricia Blázquez, juega en el Rioja y se ha convertido en una de las grandes promesas del fútbol sala riojano.

La relación de Patricia con este deporte comenzó en el colegio. «Jugaba con mis amigos en el patio del Milenario de la Lengua y también me apunté al Tatú como extraescolar», cuenta. «En 2º de Primaria tuve como profesora a Chivi, que era jugadora del Diamante, fue ella quien me trajo al club y desde entonces no me he movido de aquí», añade la joven deportista, que recuerda que en su infancia también practicaba atletismo. «Pero al final me decanté por el fútbol sala», apostilla.

uNombre
Patricia Blázquez.
uEdad
17 años.
uTrayectoria
Empezó a jugar al fútbol sala en el colegio, se apuntó al Tatú y de ahí fue al Rioja, donde permanece hasta la fecha. Con España ha logrado la clasificación para los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Su nivel fue, poco a poco, creciendo. Tanto que no pasó desapercibida para el entonces entrenador del primer equipo de la entidad logroñesa, Carlos Moreno, quien no dudó en contar con ella en cuanto cumplió los quince años, la edad mínima para jugar en Primera División. «Era una temporada en la que la plantilla del equipo era muy corta, yo solía entrenar con ellas y cuando cumplí los quince, debuté», explica.

La riojana debutó en Primera División cuando tenía 15 años, la edad mínima para poder jugarBlázquez es capitana de la selección en el torneo de clasificación para los Juegos Olímpicos de la Juventud

Su irrupción en la élite fue espectacular y su ayuda resultó esencial para que el Rioja consiguiera mantenerse en Primera una temporada más. «Y nada más terminar, el club me comunicó que me había llamado la selección española», afirma. «No me lo podía creer», apuntilla. Desde entonces, la riojana ha sido una habitual en la convocatoria de España Sub'17 y, de hecho, portó el brazalete de capitana durante el último torneo importante disputado por el combinado nacional, la fase de clasificación para los Juegos Olímpicos de la Juventud del 2018, que tendrán lugar en Argentina. «Además, ganamos los tres partidos que disputamos y nos clasificamos», se congratula la joven jugadora.

Con el Rioja, mientras, no logró evitar el descenso la pasada campaña y ahora busca hacer un buen papel en Segunda. «Tenemos un equipo joven, y quizás pecamos de falta de experiencia en algunos partidos, pero contamos con buenas jugadoras y nos llevamos todas muy bien, y eso es importante», relata. De hecho, y pese a su corta edad, Patricia es una de las veteranas (en cuanto a experiencia) e intenta transmitir a sus compañeras lo aprendido de otras jugadoras como Carmen García, otra internacional riojana que ahora viste la camiseta del Universidad de Alicante. «Es un referente, me ha dado muchos consejos y me he fijado mucho en su juego porque es zurda como yo», explica. «Ojalá nos volvamos a encontrar», añade.

En cuanto al futuro, la riojana tiene claras las prioridades. «Mi objetivo principal es acabar Bachillerato y poder acceder a una carrera que me guste como fisioterapia o INEF», cuenta. Los estudios, eso sí, los compaginará con el fútbol sala. «Me gustaría volver a jugar en Primera, pero si tengo que hacerlo en Segunda o Territorial me da igual», finaliza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos