FÚTBOL SALA

Deciden los penaltis

Los jugadores del Movistar celebran la victoria ante el Barcelona. :: efe/
Los jugadores del Movistar celebran la victoria ante el Barcelona. :: efe

El Movistar Inter suma ante el Barça su quinta Liga consecutiva

EFE TORREJÓN DE ARDOZ.

El Movistar Inter conquistó ayer su quinto título consecutivo en la Liga Nacional de Fútbol Sala al derrotar en la tanda de penaltis al Barcelona Lassa como remate a un intenso quinto partido cuya prórroga había terminado con empate a uno. La serie por el título, que por octava vez en la historia del torneo llegó hasta el quinto encuentro, terminó con tres victorias del Inter y dos del Barcelona, que aspiraba a recuperar la corona cinco años después.

El equipo madrileño experimentó una primera conmoción antes de comenzar el partido. Su gran estrella, el portugués Ricardinho, no podía jugar por lesión. Un nuevo golpe a la moral del conjunto azul, que en el cuarto partido, en Barcelona, tuvo el título en sus manos a solo cinco segundos del final, hasta que Dyego marcó el gol del empate para el Barça, que terminó ganando en la tanda de penaltis.

El Barcelona, por el contrario, venía creciendo en el plano psicológico, había recuperado a Ferrao -salió en el m.5- y aspiraba a lograr una gesta inédita: ganar el título después de haber estado 2-0 abajo en la serie.

Tras el empate final y una primera parte de la prórroga igualada, la segunda parte no rompió el empate y los penaltis coronaron, de nuevo, al equipo telefónico, que acertó en sus tres lanzamientos (Borja, Pola y Gadeia), mientras que por el Barça marcó Dyego y el guardameta local Alex González, que salió expresamente en ese punto, detuvo el tiro de Sergio Lozano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos