Real Madrid

'Los cuatro fantásticos' de Zidane para el Mundialito

Cristiano Ronaldo y Zidane, durante la primera sesión en Abu Dabi. /Giuseppe Cacace (Afp)
Cristiano Ronaldo y Zidane, durante la primera sesión en Abu Dabi. / Giuseppe Cacace (Afp)

Cristiano Ronaldo, Benzema, Sergio Ramos y Bale llegan a la cita de Abu Dabi con ganas de reivindicarse en un torneo en el que ya han dejado su sello

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

El Real Madrid persigue en Abu Dabi su tercera corona planetaria, lo que le igualaría al Barcelona como la entidad más laureada del Mundial de Clubes. Un entorchado que le situaría como el primer conjunto capaz de revalidar el título desde la instauración definitiva del torneo como sustituto de la extinta Copa Intercontinental y que depararía a Zidane su segundo triplete internacional en dos años al frente del transatlántico blanco. Para ello, el galo se encomendará a Cristiano Ronaldo, Benzema, Sergio Ramos y, siempre y cuando se lo permita el físico, Bale, sus ‘cuatro fantásticos’ cuando del asalto al cetro mundial se trata.

El luso, el francés, el sevillano y el galés han dejado su impronta en los dos títulos del Mundialito que adornan las vitrinas del Santiago Bernabéu. Y todos ellos, por razones diversas, están en la capital de los Emiratos Árabes con ánimos de reivindicarse.

Espoleado por su quinto Balón de Oro y una semana plena de acierto en la que firmó tres de los ocho goles que el Real Madrid le endosó a Borussia Dortmund y Sevilla, Cristiano Ronaldo tiene la oportunidad de dejar atrás a Messi en la tabla de máximos artilleros del Mundialito. Cuatro de las doce dianas del Real Madrid en sus dos últimas participaciones en el torneo –la escuadra de Concha Espina estuvo también en la edición inaugural, en el año 2000, donde finalizó cuarta- los selló el crack de Madeira. Tres las hizo ante el Kashima Antlers en la final de Yokohama del año pasado. La otra, en la semifinal ante el mexicano América. También anotó una con el Manchester United en 2008, año en que los ‘diablos rojos’ levantaron su único título. Cinco tantos que le mantienen igualado con el rosarino y el también azulgrana Luis Suárez.

El ’10’ del Barça atesora dos Balones de Oro (2009 y 2011), distinción con la que se reconoce al mejor jugador de cada edición. El ‘7’ del Real Madrid puede alcanzarle si obtiene otra recompensa que añadir a la de 2016 –tiene dos de plata, por uno del argentino-, aunque también podría hacerlo Sergio Ramos, distinguido en 2014, cuando fue el gran estilete del primer Mundialito que se llevaron los blancos, abriendo la goleada (0-4) al Cruz Azul en el partido de semifinales celebrado en Marrakech y guiando también el triunfo sobre el San Lorenzo en la final que se disputó en la misma localidad marroquí. Ajustició en ambas acciones con la cabeza y a pase del mismo asistente, Kroos, quien aspira a ganar por cuarta vez el Mundialito, tras hacerlo una vez con el Bayern de Múnich (2013) y dos con el Real Madrid, algo que no ha conseguido ningún futbolista hasta el momento y que también podría lograr Cristiano. El camero tuvo un descanso obligado en la ‘manita’ al Sevilla tras su expulsión en San Mamés, por lo que la cita de Abu Dabi se presenta como una ocasión perfecta para redimirse.

Vindicarse es lo que ansía también Benzema, que se quedó sin marcar en el vendaval blanco ante el cuadro hispalense. Sí lo ha hecho tres veces en los cuatro partidos del Mundialito en los que ha participado. Tras estrenarse ante el Cruz Azul en 2014, dejó dos actuaciones estelares el pasado año, descerrajando primero el candado del América que puso Ricardo La Volpe al aprovechar un pase filtrado de Kroos y recoger después un rechace a disparo de Modric para superar al arquero del Kashima en la jugada que abrió la cuenta en la final de Yokohama. Asistió además a Cristiano en el tercero ante el cuadro japonés, que desniveló el marcador en la prórroga.

La incógnita de Bale

Sólo en un Mundialito ha aparecido Bale, el de 2014, puesto que el de 2016 se lo perdió por la lesión en los tendones peroneos del tobillo derecho que sufrió cuatro semanas antes frente al Sporting de Portugal. En Marrakech sí brilló, con una diana al Cruz Azul y otra en la final contra el San Lorenzo. Tres meses después de caer nuevamente lesionado ante el Borussia Dortmund, el galés volvió a viajar el domingo con el equipo y este lunes entrenó con el grupo en la primera sesión -la parte final la completó en el interior de la instalaciones de la New York University- en Abu Dabi. La intención del cuerpo técnico es que tenga algunos minutos en las semifinales frente al anfitrión Al Jazira y, de lograr el billete, ser importante en la final.

Pese al escaso nombre del conjunto emiratí, Zidane y la plantilla tienen muy presente lo sufrida que fue la victoria ante el Kashima hace doce meses. «No va a ser fácil. El año pasado tuvimos muchas dificultades con los japoneses pero lo conseguimos. No vamos a tener partidos fáciles y no por ser el Real Madrid vamos a ganar», recordó este lunes el preparador, que subrayó que tienen «ilusión de poder volver con el título a casa». También Keylor Navas incidió en la necesidad de mantener la guardia alta. «La gente piensa que el Mundial de Clubes es un torneo fácil y no es así. Que haya equipos de ligas que, a lo mejor, no son tan poderosas no quiere decir que no jueguen bien o que no tengan sus condiciones para complicarnos el partido», advirtió el guardameta. Para superar esas trabas, Zidane precisará la mejor versión de todos, comenzando por sus ‘cuatro fantásticos’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos