BALÓN DE ORO

Cristiano consuma su repóquer

Cristiano posa con su quinto Balón de Oro durante la gala celebrada en París. :: FRANCK FAUGERE / afp
/
Cristiano posa con su quinto Balón de Oro durante la gala celebrada en París. :: FRANCK FAUGERE / afp

El luso supera en las votaciones al '10' del Barça y a Neymar, brillando en una gala con una presentación a lo James Bond El futbolista del Real Madrid recibe en la Torre Eiffel su quinto Balón de Oro

ÓSCAR BELLOT MADRID.

Cristiano Ronaldo ya mira de igual a igual a Leo Messi. El portugués recibió ayer, con la torre Eiffel como testigo, su quinto Balón de Oro, tras imponerse al argentino y al brasileño Neymar, sus escoltas en el podio. El galardón, concedido por la revista 'France Football', acredita su condición de mejor futbolista del planeta en 2017, coincidiendo así con el veredicto de los capitanes, seleccionadores y prensa que le otorgaron hace mes y medio su segundo trofeo The Best consecutivo. Un repóquer dorado del que hasta ahora sólo podía presumir el crack del Barça y del que ya puede vanagloriarse también la estrella del Real Madrid.

«Me siento muy feliz. Es un momento fantástico en mi carrera. Llevo mucho tiempo esperando esto. El año pasado fue estupendo, ganamos la Champions, la Liga, a nivel personal fui pichichi de la Champions», manifestó el portugués en una ceremonia a lo James Bond. «Doy las gracias a mis compañeros del Real Madrid y de la selección», agregó antes de que subiesen al estrado su madre y su hijo mayor.

Jugador Equipo
1
- Cristiano Ronaldo Real Madrid
2
- Leo Messi Barcelona
3
- Neymar PSG
4
- Gianluigi Buffon Juventus
5
- Luka Modric Real Madrid
6
- Sergio Ramos Real Madrid
7
- Kylian Mbappé PSG
8
- N'Golo Kanté Chelsea
9
- Robert Lewandowski Bayern
10
- Harry Kane Tottenham
11
- Edinson Cavani PSG
12
- Isco Real Madrid
13
- Luis Suárez Barcelona
14
- Kevin De Bruyne Man. City
15
- Paulo Dybala Juventus
16
- Marcelo Real Madrid
17
- Toni Kroos Real Madrid
18
- Antoine Griezmann Atlético
19
- Eden Hazard Chelsea
20
- David de Gea Man. United
21
- Pierre Aubameyang B. Dortmund
22
- Leonardo Bonucci Milan
23
- Sadio Mané Liverpool
24
- Radamel Falcao Mónaco
25
- Karim Benzema Real Madrid
26
- Jan Oblak Atlético
27
- Mats Hummels Bayern
28
- Edin Dzeko Roma
29
- Philippe Coutinho Liverpool
30
- Dries Mertens Nápoles

Entre los invitados se contaban también su pareja, Georgina, y Florentino Pérez. «Este quinto Balón de Oro es un honor y sobre todo un reconocimiento al mejor jugador del mundo, que es Cristiano Ronaldo», subrayó el presidente del Real Madrid, que le describió como «el jugador más completo después de Alfredo Di Stéfano».

Poco misterio había sobre el receptor del Balón de Oro desde que el pasado 3 de junio el Real Madrid levantase la duodécima en Cardiff tras imponerse en la final de la Liga de Campeones a la Juventus por 1-4, con doblete del '7'. El desempeño en la máxima competición continental es la clave de bóveda del premio de 'France Football'. Cristiano lo ganó en 2008, 2013, 2014 y 2016, antes del presente 2017. En todas esas ocasiones fue el principal artillero de la Champions. Únicamente se le escapó una vez liderando la tabla de goleadores que persiguen la 'orejona', en 2015, año en que empató a diez dianas con Messi y Neymar y en el que el galardón recayó en el rosarino. De igual forma, el '10' azulgrana se lo adjudicó los cinco años en que se aupó a la cima de tantos continentales: 2009, 2010, 2011, 2012 y el señalado 2015.

Crucial suele ser también alzar el título europeo. El astro de Madeira lo conquistó con el Manchester United en 2008, al imponerse los 'diablos rojos' al Chelsea en la tanda de penaltis. Ya de blanco, redondeó de penalti la 'décima' en Lisboa, que le catapultó a su tercer reconocimiento dorado; selló, también desde los once metros, la 'undécima' en Milán que le colocó, junto a la Eurocopa que se llevó Portugal, a un Balón de Oro de su archirrival; y finiquitó con dos puñaladas a la 'Vecchia Signora' en la capital galesa para certificar la decimosegunda Copa de Europa. Trece días antes de su doble estocada al cuadro bianconero, había rubricado el trigésimo tercer título liguero del Real Madrid con un tempranero gol en Málaga.

La excepción la conoció el de Funchal en 2013, cuando se convirtió en el sexto receptor del Balón de Oro que no presentaba como aval ningún título colectivo. El Bayern ganó aquel año la Champions y el Barça la Liga, pero la preciada distinción se la llevó el madridista, por delante de Messi y el francés Frank Ribéry. Sus goles fueron mérito suficiente para recoger el premio de manos de Pelé.

El triunfo de 2013 fue muy especial para Cristiano, que apenas podía hablar mientras las lágrimas resbalaban por sus mejillas. Diez años atrás había recalado en el Manchester United. Alex Ferguson, técnico de los 'red devils', le había observado en un duelo contra el Sporting de Portugal. Al escocés le gustaba Quaresma, pero sus jugadores le convencieron de fichar al que aún tenía cara de niño. En su quinta campaña en Old Trafford ganó la Champions, la Premier y el Mundial de Clubes. Culminó ese 2008 con su primer Balón de Oro. «Se trata de un sueño que se realiza por fin», dijo el orgulloso vencedor, que aseguró que el trofeo no le cambiaría. «Llegaré al entrenamiento y trabajaré para ser el mejor. Seré el mismo, con el mismo deseo de ganar más y más».

Lleva haciendo eso, sacrificarse, toda su vida. Esfuerzo, determinación y, sobre todo, ambición le han colocado en la cúspide. Tras acabar con la hegemonía de Messi en 2013, repitió en 2014 y se mostró desafiante: «Espero alcanzar a Messi». Por entonces el balance era de 4 a 3 favorable al rosarino, que agrandaría la brecha un año después con su quinto trofeo. «Quiero entrar en la historia del fútbol como el mejor», advirtió el '7'. Recortó distancias en 2016 y ayer cerró la brecha.

La estrella del Barcelona llegó a mandar por cuatro a uno. El astro luso del Real Madrid ha puesto las tablas con cuatro de los cinco últimos. La tendencia le favorece y quiere siete y otros tantos hijos. El '10' es más joven, pero con dos prodigios como ellos, cualquier resultado es posible. «Espero que la batalla continúe», aseguró Cristiano ayer. «Veremos quién es el mejor», remachó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos