Messi y Alba bailan al Celta

Messi marcó dos goles y fue sustituido en la segunda parte. :: reuters/
Messi marcó dos goles y fue sustituido en la segunda parte. :: reuters

Con un doblete del argentino, el Barça propina una goleada al conjunto vigués

JESÚS BALLESTEROS BARCELONA.

El Barça dio carpetazo a esa manida cantinela de que la Copa es un torneo menor. Puso a sus estrellas sobre el verde para solventar la eliminatoria ante el Celta y se clasificó para los cuartos de final infligiendo una durísima goleada al conjunto gallego. El empate de la ida (1-1) quedó en anécdota tras la exhibición de Messi y compañía, quienes decidieron resolver por la vía rápida y colarse en el bombo de la siguiente ronda a la media hora de juego.

Cuando apenas se había consumido un tercio del encuentro, el conjunto de Ernesto Valverde ya mandaba por 4-0. El Celta era un auténtico convidado de piedra en la noche azulgrana y no fue capaz siquiera de hacer amago alguno a la avalancha que se le vino encima. El Barcelona quiso estar junto al resto de los mejores en la siguiente ronda. Allí le esperan Madrid, Atlético, Sevilla, Valencia.y Ernesto Valverde no quiso duda alguna. Los mejores al verde y a ganar. Ayudó mucho que Messi saliera 'on fire' y apenas necesitara tres jugadas con Jordi Alba para colocar un 3-0 en el electrónico del Camp Nou antes de que Sergio se diera cuenta de lo que estaba pasando.

La sociedad entre el argentino y el lateral zurdo está siendo más que rentable. Se buscan, se asocian, marcan y se abrazan con una sonrisa en el rostro. Y así, en bucle. En apenas dos minutos, los que transcurrieron del 13 al 15 de partido, Messi y Jordi Alba hicieron dos jugadas casi calcadas para el doblete del astro argentino. Más tarde, Jordi Alba hizo el tercero tras una asistencia brutal del 10.

Roto el Celta, pensando ya los dos equipos en la Liga cuando apenas se habían consumido 30 minutos de partido, llegó un error de bulto de Sisto que aprovechó Luis Suárez para poner el cuarto gol. El uruguayo, que no termina de cerrar un partido redondo, sí ha recuperado su olfato goleador con todo lo que supone eso.

Tan de cara se puso el partido para los intereses azulgrana que Valverde inicio pronto el carrusel de cambios para pensar ya en el choque del domingo en San Sebastián. Sentó a Piqué, Iniesta e incluso a Messi privando al respetable de una noche más interesante.

Aunque para ser honestos, con la salida de Messi, se vieron más minutos de un Dembelé que parece ir sintiéndose cada día más cómodo. Rakitic cerró la goleada local en los últimos minutos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos