Melendo obliga a la remontada culé

JESÚS BALLESTEROS BARCELONA.

Melendo es ya héroe perico por los siglos de los siglos. El gol del joven canterano en los minutos finales del choque ante el Barcelona, el primero como profesional, otorgó el triunfo a los locales en la ida de los cuartos de final de Copa y, para remate, sirvió para cercenar la racha de partidos sin perder del conjunto que entrena Ernesto Valverde y que se para en 29. Al Barça le toca ahora remontar.

1 ESPANYOL

0 BARCELONA

Espanyol
Diego López, Navarro, Aarón (Didac Vila, min. 57), Naldo, Duarte, Javi Fuego (Melendo, min. 75), Víctor Sánchez, David López, Sergi Darder (Leo Baptistao, min. 46), Granero y Gerard.
Barcelona
Cillessen, Aleix Vidal, Piqué, Vermaelen, Digne, Busquets, Sergi Roberto, Denis Suárez (Rafinha, min. 78), Paulinho (Rakitic, min. 53), Aleñá (Luis Suárez, min. 59) y Messi.
Árbitro
De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco): Amonestó a Aarón, Aleñá, Jordi Alba, Gerard, Rakitic, Vermaelen, Víctor Sánchez, Luis Suárez, David López.
Gol
1-0: min. 87, Melendo.

Hasta el jueves tiene tiempo el Espanyol de saborear este triunfo. Una victoria fruto de un plan diseñado por Quique Sánchez Flores y que le salió a la perfección. Pues obsesionado con no encajar gol, el Espanyol apostó todo el partido a evitar una sangría. Con un juego intenso, dejando escasos huecos en la zona de creación azulgrana, el equipo perico se olvidó por completo de la portería de Cillesen.

El Barça, por contra, mostraba un deseo constante de resolver por la vía rápida el choque y, quizás, la eliminatoria. Sus llegadas al área de Diego López fueron constantes y el portero sacó alguna pelota franca a la tropa culé, aunque en la más clara de las ocasiones en el primer tiempo ni tuvo que intervenir. Denis Suárez erró sólo ante la meta.

Valverde, fiel a su guión, volteó el equipo inicial en este nuevo partido copero. Eso sí, quiso poner a Messi de inicio y éste respondió estando plenamente enchufado. El argentino buscó con insistencia el go. Diego López se erigiría en el auténtico protagonista. Le comió la moral de tal forma al 10 del Barça, que incluso le sacó un lanzamiento de penalti. La atajada de Diego López despertó a la grada y contagió a los suyos hasta tal punto que, por fin, en el minuto 65 de partido hicieron trabajar a Cillesen.

El Barça sufrió en los últimos minutos del duelo. Sobre todo en las jugadas a balón parado, el Espanyol buscaba romper con esa racha de partidos sin perder del cuadro azulgrana. Los saques de esquina se festejaban en el graderío como si de la Premier se tratase, aunque la mejor ocasión, antes del gol, fue para Marc Navarro, quien puso a prueba al portero rival con un zapatazo de falta al borde del área.

El giro de 180 grados que había sufrido el dominio ofensivo fue tal que el Espanyol acabaría marcando merced a una contra de libro. Melendo batía a Cillesen tras un pase medido del propio Navarro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos