Jaume conduce al Valencia a unas sufridas semifinales

JOSEBA REKALDE

Vitoria. Jugó con fuego el Valencia, que sólo reaccionó cuando vio la eliminatoria perdida, pero al final se impuso la lógica y se clasificó para semifinales de la Copa del Rey y dejó con la miel en los labios de un corajudo y heroico Alavés que sólo cedió en los penaltis. El portero Jaume detuvo dos penas máximas en la tanda a Pedraza y a Hernán Pérez y metió a su equipo en semifinales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos