Ilusión pepinera contra experiencia nervionense

El Leganés apela al comodín de la afición para sacar un resultado positivo en Butarque ante un Sevilla al alza

ÓSCAR BELLOT

madrid. Un pequeño trecho separa al Leganés de emular la gesta del Alavés la pasada campaña: alcanzar la final de la Copa del Rey. Tras el pepinazo en el Bernabéu, el modesto equipo del sur de Madrid recibe al Sevilla en Butarque apelando al comodín del público para contrarrestar con la enorme ilusión de su parroquia y plantel la mayor experiencia en estas lides de su contrincante, que atesora cinco trofeos del torneo del KO y que afronta la crucial cita en plena vorágine de altas y bajas y con el desafío de la Champions a la vuelta de la esquina.

Llega el Leganés eufórico al cruce después de convertirse en el primer equipo capaz de voltearle una eliminatoria de Copa al Real Madrid en el feudo blanco tras encajar un resultado adverso como local. Una hazaña mayúscula para una escuadra que hace sólo cuatro temporadas militaba en Segunda B, que no había pisado siquiera los cuartos de Copa hasta el presente curso y que hoy sueña con estar el 21 de abril en la final. Para ello habrá de sortear al revitalizado Sevilla de Vincenzo Montella, que alcanza por sexta vez en el último decenio la penúltima ronda de Copa y que aspira a disputar por tercera ocasión en ese mismo lapso el choque decisivo.

Leganés
Champagne, Tito, Siovas, Muñoz, Diego Rico, Gabriel, Gumbau, Amrabat, El Zhar, Eraso y Beauvue.
Sevilla
Sergio Rico, Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero, N'Zonzi, Banega, Sarabia, Franco Vázquez, Correa y Muriel.
Árbitro
González González (Comité Castellanoleonés).
Estadio
Butarque.
Hora
21.30 h. Telecinco/GOL

Será un duelo inédito en Copa entre dos conjuntos que se han medido cuatro veces en Segunda y tres en Primera con un balance favorable al Sevilla. Cuatro victorias, dos empates y una única derrota contabiliza el equipo hispalense ante el Leganés, cuyo triunfo data de 1997, cuando ambos figuraban en la categoría de plata. Poco pesan con todo los precedentes en el ánimo de un Leganés que sólo se ve minado por los problemas físicos de futbolistas como Alexander Szymanowski, Mauro Dos Santos y Rubén Pérez y por el cansancio extra de jugar entre semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos