La final de Copa será el 21 de abril en el Metropolitano

Imagen general del Wanda Metropolitano durante un entrenamiento del Atlético de Madrid. :: efe/
Imagen general del Wanda Metropolitano durante un entrenamiento del Atlético de Madrid. :: efe

Se confirmó la idea inicial de la Federación, puesta en duda después de que el Sevilla anunciara que iba a pedir el Pizjuán

RODRIGO ERRASTI MADRID.

Tras varios días de dudas, se mantuvo la idea inicial de la Federación Española de Fútbol (FEF) sobre la final de Copa del Rey: será el sábado 21 de abril en el Wanda Metropolitano. Después de que el miércoles el presidente del Sevilla, José Castro, hubiera anunciado que deseaban jugar en la capital andaluza, hubo dudas pero la negativa azulgrana (Ernesto Valverde e Ivan Rakitic fueron muy claros) a no jugar en un campo neutral llevó de nuevo la final al estadio del Atlético, que desde hace meses contaba con albergar la final, como desveló el propio Koke tras el duelo de vuelta de los cuartos. «Teníamos muchas esperanzas en esta Copa por esa final en nuestro estadio», explicó el canterano con una naturalidad que confirmó que la plantilla colchonera tenía noticias de ello y lo consideraba igual de 'oficial' que la final de la Liga de Campeones de 2019. Se aprobó en julio, en plena Asamblea de la Federación, que la cita quedase fijada para el sábado 21 de abril. Ese día sólo se jugará la final, el resto de la jornada 34 se disputará en viernes, domingo o lunes, y se retrasarán los partidos de los finalistas (Sevilla-Real Madrid y Barcelona-Villarreal además del Atlético-Betis) al 9 de mayo, un miércoles entre la jornada 36 y la 37.

La ausencia de ofrecimiento por parte del Real Madrid, que ya el año pasado ni siquiera justificó su decisión alegando obras en sus urinarios o conciertos para no acoger una final después de la experiencia de 2013, cuando perdió ante el Atlético, dejó la opción del Metropolitano como única y lógica opción. En principio, cada equipo dispondrá de unas 22.000 entradas (por las 19.301 que recibieron la campaña pasada los finalistas) y el resto (hasta 67.829 espectadores), algo más de 23.000, serán para la Federación (el año pasado 11.280), que el 27 de marzo organizará allí un amistoso España-Argentina, como primer gran evento antes de la final de la Champions League en 2019.

La primera final del nuevo estadio del Atlético de Madrid será casi un ensayo general para esa gran cita europea. Hay que recordar que tres de las últimas seis finales fueron en casa del Atlético. El Vicente Calderón cerró con el Barça-Alavés sus puertas de modo oficial un año después de haber acogido un duelo decisivo entre sevillistas y azulgranas (el último de los cinco anteriores, todas vencidas por los catalanes menos la Supercopa de Europa de 2006 en Mónaco, resuelta con un 0-3 para los de Juande Ramos ante el entonces campeón de Europa dirigido por Frank Rijkaard).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos