El Celta sobrevive a su mal partido y avanza

El Celta se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey después de ganarle al Eibar (1-0) con un gol de penalti de Iago Aspas en el minuto noventa, en un mal partido del conjunto gallego que sobrevivió gracias a la falta de pegada del Eibar. El Eibar ofreció más que el Celta durante el primer tiempo. Monopolizó la posesión de la pelota, pero fue un dominio insulso, un ritmo lento de juego que amodorró a los dos equipos. Aspas, en el 90, marcó de penalti para los gallegos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos