La Rioja

copa del rey

La final de Copa, en el Calderón

video

Escudero y Messi, en la final de 2016 en el Calderón. / Foto: Afp | Vídeo: Europa Press

  • La Junta Directiva de la RFEF decidió que se juegue en el campo rojiblanco, única propuesta hecha antes de conocer que Alavés y Barcelona eran los finalistas.

Lo esperado. La final de Copa será el día 27 en el Vicente Calderón. La Junta Directiva de la RFEF, reunida por una comisión ejecutiva en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, decidió que la final de la Copa del Rey entre el FC Barcelona y el Deportivo Alavés SAD, se dispute en el estadio rojiblanco. El Vicente Calderón, que en 2016 cumplió 50 años desde su inauguración y que afronta su última temporada antes de que el Atlético se traslade al nuevo Estadio Wanda Metropolitano, se ha impuesto en la decisión a otras opciones barajadas como el Santiago Bernabéu o San Mamés.

La opción del estadio vasco quedó aparcada de modo definitivo la semana pasada, cuando la sociedad San Mamés Barria, entidad participada por el Gobierno vasco, Diputación Foral de Bizkaia, Ayuntamiento de Bilbao, Kutxabank y Athletic, confirmó oficialmente que «lamentablemente, no va a poder atender» la demanda expresada por el Alavés. El organismo propietario del estadio señala que Last Tour, empresa organizadora del concierto del grupo estadounidense Guns N’Roses previsto para el día 30 en La Catedral, «ha solicitado por exigencias operativas acceder a San Mamés ocho días antes del evento». Esta circunstancia «hace del todo punto imposible que San Mamés pueda acoger un partido de fútbol en la fecha en que debe disputarse la final de Copa», añade la nota antes de aclarar que «de no haber mediado esta necesidad», San Mamés Barria habría «analizado con entusiasmo la petición».

El Barça no manifestó su deseo en público. Intuía que la opción del Santiago Bernabéu moriría por sí sola con cualquier excusa, más allá de las obras argumentadas por el Real Madrid. «No se puede jugar la final de Copa porque hay obras. Nosotros tenemos que cumplir con la licencia», dijo el presidente blanco sobre unas obras de remodelación del estadio que comenzarán en cuanto acabe la temporada. «Si el presidente dice que hay obras, hay obras, y hay que respetar», explicó Zinedine Zidane en rueda de prensa..

El Atlético, como solución

El club azulgrana esperó, en silencio, por si al final la alternativa del consenso era el Camp Nou por su capacidad, red de comunicaciones y surtido de alojamientos como pasó en 2015 en la final ante el Athletic. Luis Enrique, técnico azulgrana, mostró su opinión al respecto de repetir sede, como pasó en 2016 ante el Sevilla: «Es un estadio que me trae muy buenos recuerdos del año pasado, un campo histórico que podrá acoger a las dos aficiones».

De este modo, la final copera supondrá la despedida oficial del histórico estadio, toda vez que el último partido del Atlético de Madrid se dispute el fin de semana del 20 y 21 de mayo, en la última jornada de Liga, ante el Athletic. Será la decimocuarta ocasión que el Calderón albergue la final de Copa, la segunda consecutiva tras la citada de 2016, en la que el propio Barcelona se impuso al Sevilla. De cara al futuro, esta situación podría cambiar.

Enrique Cerezo, que mantiene una buena relación con la Federación Española de Fútbol (FEF), ha comentado con el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, la opción de que el nuevo estadio rojiblanco, el Wanda Metropolitano, sea sede fija para que se dispute allí la final todos los años. De este modo, España tendría por fin un Wembley, que en Inglaterra se usa para acoger las finales de distintos torneos y categorías.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate