La Rioja

copa del rey

El concierto de Guns N' Roses dificulta que San Mamés pueda acoger la final

Vista del estadio de San Mamés.
Vista del estadio de San Mamés. / Archivo
  • La banda actuará en el estadio del Athletic el 30 de mayo, tres jornadas después del choque que medirá a Alavés y Barça, pero los organizadores alegan que necesitan ocho días para el montaje

El Athletic de Bilbao ha recordado este jueves que las decisiones sobre el campo de San Mamés las toma sociedad propietaria del recinto, San Mamés Barria, que está compuesta por el propio Athletic, la entidad financiera Kutxabank y tres instituciones, el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao.

San Mamés ha sido solicitado por el Deportivo Alavés como posible sede de la final de la Copa del Rey de esta temporada, que disputarán del 27 de mayo el FC Barcelona y el Alavés después de que ambos equipos superasen al Atlético de Madrid y el Celta en las semifinales.

Entre los que se han posicionado ya a favor de que el campo bilbaíno acoja la final de Copa se encuentra el lehendakari, Iñigo Urkullu, para quien "sería extraordinario" que fuese así. No obstante, el hecho de que para tres días después, el 30 de mayo, esté previsto un concierto en San Mamés de Guns N' Roses podría dificultar que La Catedral fuese elegida como sede de la final.

Ocho días para montar el concierto

El director de Last Tour Internacional, Alfonso Santiago, ha afirmado que se necesitarán como mínimo ochos días para organizar el concierto que la banda estadounidense tiene previsto en Bilbao dentro de su gira mundial.

"Nosotros tenemos cogido el estadio para hacer un concierto que es una gira mundial, y que está ya anunciada y vendida en gran parte", ha señalado, para considerar que, desde su punto de vista, sería imposible que tres días antes se disputara el encuentro de la Copa del Rey en San Mamés. Santiago ha señalado que, por esta razón, en diciembre anunciaron que el 30 de mayo se celebraría el concierto de Guns N' Roses para "bloquear" el uso del estadio. "Tenemos todo organizado", ha añadido.

Tras apuntar que Last Tour espera que 45.000 personas vayan a ver al grupo estadounidense, ha precisado que el montaje incluso se podría prolongar más allá de los ocho días que en principio preveían. "Igual incluso se alarga más porque es la primera vez que se monta un concierto en ese estadio y hay que tratarlo con mucho cuidado, hay muchas partes frágiles, hay muchas cosas nuevas y que hay mucho que hacer", ha destacado.

El Alavés valoraría también el Camp Nou

Por su parte, el presidente del Deportivo Alavés, Alfonso Fernández de Trocóniz, ha señalado este jueves que para el club albiazul el estadio de San Mamés es "idóneo", pero también ha valorado jugar la final de la Copa del Rey en el Camp Nou.

El dirigente alavesista ha apuntado en la emisora RAC1 que "Madrid también está bien porque la cercanía con Vitoria es mayor que Barcelona", aunque ha advertido de que el aforo del campo catalán "es mayor que el de Madrid", en referencia al Vicente Calderón.

El presidente, que confía en movilizar a más de 16.000 personas para este encuentro único, ha insistido en que, como dijo Josean Querejeta ayer, les gustaría que la final fuera en Bilbao porque les supone "una mayor facilidad" para que sus aficionados puedan disfrutar "de una cita histórica por la cercanía y el desplazamiento". "Es un campo magnífico con una capacidad importante y consideramos que es un campo idóneo", ha añadido.

Por lo tanto, tras las declaraciones de los dirigentes de ambos clubes, los estadios que están encima de la mesa son el Vicente Calderón, el Santiago Bernabéu, San Mamés y el Camp Nou.