La Rioja

Zidane hace brillar su fondo de armario

«Zidane siempre nos dice que todos somos importantes y luego lo demuestra», decía Kiko Casilla tras el 3-0 al Sevilla en el Bernabéu. El portero, que hizo varias paradas clave para que el Real Madrid dejase su meta a cero en la ida de los octavos coperos, es uno de esos que participa poco, pero siempre tiene una buena palabra para su técnico. «En el vestuario no hablamos mucho del récord de partidos sin perder. Hay que seguir trabajando. Zidane es un gran entrenador, siempre da consejos y nos hace mejorar como jugadores», decía un sincero y sonriente Raphael Varane. «Hay unos jugadores más importantes que otros, pero vamos a necesitar a todos para ganar lo que queremos. Tengo jugadores que pueden jugar en cualquier sitio y lo están haciendo fenomenal», afirma Zinedine Zidane, que ya acumula 38 partidos sin perder en su primer año en el banqiillo madridista. «Jugaron unos que juegan pocos minutos y lo hicieron muy bien», reconoció el técnico francés, «contento del trabajo en general».

Sin la BBC el Real Madrid mostró quizá su mejor versión de la temporada. Arrolló al Sevilla desconocido y cuyo técnico no quiso aferrarse a los errores, claros, de Mateu Lahoz en dos de los goles. Las rotaciones dieron la razón a Zidane, que concedió a James una última oportunidad tras su amago de salida y el colombiano la aprovechó. Marcó dos goles y el Bernabéu le premió con una ovación en el momento de ser sustituido. «Todos los que están en el equipo quieren jugar. Cuando tengo la oportunidad intento ayudar haciendo goles, que es lo que quiero. Yo ahora estoy bien, pero todos pasamos por malos momentos. Me quedo», dijo el '10' blanco.