La Rioja

El Real Madrid pone un pie en cuartos

James Rodríguez, el triunfador de la noche en el Bernabéu, pugna por el balón con el defensa sevillista Mariano . :: afp
James Rodríguez, el triunfador de la noche en el Bernabéu, pugna por el balón con el defensa sevillista Mariano . :: afp
  • Doblete del colombiano James Rodríguez, que llevó a los blancos al triunfo ante el Sevilla

Madrid. El colombiano James Rodríguez volvió a reivindicar su figura con un doblete y una actuación completa y lideró al Real Madrid que goleó por 3-0 a un Sevilla que equivocó sus cartas y pone un pie en los cuartos de final de la Copa del Rey.

De paso se extiende el récord de Zidane a 38 partidos sin conocer la derrota, con lo que el sábado ante el Granada puede igualar al Barcelona de Luis Enrique. James y otro nutrido grupo de jugadores demostraron que el técnico francés puede contar con ellos y que ofrecen garantías plenas, guiados por la batuta en la medular del germano Toni Kroos y el croata Luka Modric.

El estreno de 2017 en el Santiago Bernabéu no pudo ser más prometedor para el Real Madrid y decepcionante para el cuadro andaluz, que queda abocado a la heroica si quiere seguir en el torneo del KO. El francés Karim Benzema se unió de salida a la larga lista de ausencias en el Real Madrid, en el que el colombiano James Rodríguez encontró y aprovechó su nueva oportunidad. Jorge Sampaoli también innovó al dejar en el banquillo al delantero argentino Luciano Vietto y dio entrada a su compatriota Joaquín Correa.

La alta presión del Real Madrid unida a un actitud demasiado contemplativa en el cuadro hispalense concedió el mando autoritario a los hombres de Zinedine Zidane, que a los dos minutos ya tuvieron una gran ocasión por medio de Álvaro Morata. El comienzo de los madridistas fue brillante, tanto como decepcionante el del Sevilla, demasiado permeable atrás ante la fluidez de la escuadra de Zidane, que encontró el premio con un magnífico gol de James Rodríguez, quien enganchó un tremendo disparo tras un robo de balón del brasileño Casemiro a N'Zonzi.

Con el Sevilla como alma en pena, sin defender ni atacar, desaparecidos Samir Nasri y Ganso, la apisonadora madridista fue imparable y rozó la goleada. Una media chilena del croata Luka Modric y un remate sin parar del brasileño Marcelo fueron la antesala del 2-0, obra del zaguero francés Raphael Varane a la salida de un córner. Culminaba una media hora pletórica del Real Madrid.

Nadie se acordaba de la larga lista de ausentes ilustres: Cristiano Ronaldo, Gareth Bale, Benzema, Lucas Vázquez, Pepe, Sergio Ramos, Mateo Kovacic y Keylor Navas. Incluso poco después Morata tuvo el tercero.

Kiko Casilla, el portero de la Copa, también volvió a mostrar su valía y fue clave cuando el Sevilla comenzó a despertar y a mostrar que quería regresar al partido. El meta catalán se encargó de impedir el despertar andaluz al abortar dos claras llegadas de Correa y de Vitolo.

Los hombres de Sampaoli se habían desperezado, quizá enrabietados también con algunas decisiones arbitrales, mientras que el Real Madrid había bajado el pistón, al perder fuerza en la presión y precisión en el juego. No obstante, tuvo tiempo antes del intermedio para poner el 3-0 y prácticamente la puntilla a la eliminatoria, con un protestado penalti sobre Modric que transformó James Rodríguez.

A Sampaoli no le quedaba otra que mover ficha. Ganso, desaparecido en combate, dejó su sitio a Pablo Sarabia, un jugador formado en la cantera blanca. El crédito del brasileño volvió a sufrir otra tremenda erosión. Al Real Madrid le bastaba con lo hecho en el primer tiempo. El que estaba obligado a dar más era el Sevilla, que tampoco cambió mucho el ritmo en la reanudación, con lo que apenas le dio para llegar ante Kiko Casilla.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate