La Rioja

fútbol

Mateu Lahoz vuelve a robar foco

Mateu Lahoz muestra una amarilla a Marcelo durante el choque ante el Sevilla.
Mateu Lahoz muestra una amarilla a Marcelo durante el choque ante el Sevilla. / JuanJo Martín (Efe)
  • El colegiado valenciano arrastra un largo historial de decisiones que han generado el desconcierto de jugadores y entrenadores

La redención de James y la extensión hasta 38 de la racha de Zinedine Zidane de partidos consecutivos sin conocer la derrota como técnico del Real Madrid hubieron de compartir protagonismo el miércoles con Mateu Lahoz. El árbitro del Colegio Valenciano rubricó en el choque copero de los blancos ante el Sevilla una de las actuaciones más controvertidas de la campaña 2016-2017 y consiguió algo impensable: que la parroquia del Bernabéu sacase pañuelos para reprochar un cúmulo de decisiones que repercutieron favorablemente en el marcador para el equipo local. Más rocambolesco aún que ver a ese mismo estadio ovacionando en su día a Ronaldinho.

Las quejas de los sevillistas se centraron en dos acciones que desembocaron en sendos tantos: una presunta falta de Morata a Rami a la salida del córner que remachó Varane para el 2-0 y un discutido penalti por empujón sobre Modric que sirvió a James para cerrar el marcador.

Error tras error

Llovía sobre mojado. Desde que José Mourinho le señalase como su favorito a causa de su tendencia a interrumpir en escasas ocasiones el juego y su talante contemporizador, próximo al de los colegiados de la Premier League, el de Algimia de Alfara se codea en fama con futbolistas y entrenadores. Se siente en el centro de todas las miradas y se le ve cómodo, aunque su actitud ha provocado en varias ocasiones la incredulidad de jugadores y técnicos.

Sus polémicas decisiones vienen de lejos. Como cuando anuló un gol en el descuento de Gorka Iraizoz en el Málaga-Athletic de la temporada 2014-2015 por un presunto fuera de juego que nadie salvo él apreció.

Más recientemente, se disculpó con los jugadores del Espanyol al descanso de un derbi catalán por conceder un gol de Luis Suárez en el que el uruguayo estaba más adelantado que el último defensor 'perico'. Podría haber quedado en un anecdótico reconocimiento del error de no ser porque al poco de la reanudación expulsó a Jordi Alba, decisión tras la que los aficionados azulgranas vieron una compensación por el fallo anterior.

Nunca deja indiferente. Mourinho le consideraba "fantástico", pero tras el choque copero del miércoles entre el Real Madrid y el Sevilla muchos harían suya la consideración del desaparecido Tito Vilanova, quien tras una trabajada victoria precisamente frente a las andaluces en la campaña 2012-2013 admitió que el valenciano le tenía "desconcertado". "Con Mateu Lahoz, llega un momento en el que te modifica el juego, no el resultado. No sabes lo que es falta y lo que no", apuntó.