La Rioja

COPA DEL REY

El Calahorra vuelve a la rutina liguera sin daños

Toledo roba el balón a un defensa,                           en los momentos mejores rojillos, al final del primer tiempo. :: f. d.
Toledo roba el balón a un defensa, en los momentos mejores rojillos, al final del primer tiempo. :: f. d.
  • Los rojillos acabaron ovacionados por la afición leonesa

Perder, aunque sea con honra, no le sienta bien a ningún deportista. Caer derrotado y además venirse a casa con jugadores damnificados por las lesiones, sienta aún peor. Por fortuna este no es el caso del Calahorra que, según explicaba ayer su entrenador, Eduardo Arévalo, regresó de León con los 18 jugadores de la convocatoria «a disposición para entrenar mañana (por hoy), a partir de las 20.00 horas en La Planilla».

Al finalizar el encuentro frente a la Cultural Leonesa en el Reino de León, la afición local se unió a los pocos calagurritanos presentes en el estadio para despedir a los rojillos con una ovación. Premiaban con ello el derroche de energía del plantel de Calahorra y, por qué no, el hecho de que durante los últimos diez minutos del primer tiempo los de Arévalo dominaron con su juego a los leoneses y, en la segunda mitad, aunque con escaso bagaje ofensivo, trataron casi de tú a tú a su rival.

Para el entrenador calagurritano, sus jugadores entraron en el partido «un poquito blandos y ese primer gol condicionó todo el encuentro». No obstante, juzgaba que «a partir de ahí nos fuimos levantando de ese mazazo inicial, que no era fácil, y quisimos ser nosotros mismos, el equipo que intenta tener el balón, sabiendo que la Cultural buscaba lo mismo. A partir de ahí peleamos por llegar a la portería contraria y de esa manera llegamos al minuto 89, cuando nos metieron el tercero y ya no se podía hacer más».

Arévalo restaba importancia al hecho de que la expedición llegase a León a poco más de una hora de la señalada para el comienzo del encuentro, indicando que «las situaciones del viaje son las que podíamos en función de nuestros jugadores, que no son profesionales», al tiempo se señalaba que está «orgulloso del trabajo que han hecho», emplazando a todos a que «a partir de ya mismo, hay que pensar en la Liga, que es lo más importante». Así las cosas, para las 18.00 horas del próximo domingo, La Planilla deparará el enfrentamiento con el Calasancio. Esa será otra historia.