La Rioja

El Calahorra afronta el choque copero sin complejos

Después de haber superado el partido de liga ante uno de los gallitos del grupo con victoria, el Calahorra afronta la eliminatoria de Copa del Rey a partido único frente a la UD Logroñés sin complejos.

La Planilla acogerá el encuentro a las 20.30 horas de mañana, y finalizará -si prórroga y penaltis no dicen lo contrario-, con tiempo suficiente para que la afición rojilla acuda al entierro de la cuba y posterior traca final de las fiestas patronales.

En un principio y a expensas de comprobar «cómo están los jugadores de golpes y esas cosas, tras el partido del domingo», ayer, el entrenador Eduardo Arévalo manifestaba que cree que podrá contar con 18 jugadores, incluyendo en ese lote al recién incorporado Nacho y al central Marcos Martín, quien se lesionó en pretemporada y tras reaparecer, tal vez de forma un tanto precipitada, volvió a recaer.

En este sentido, el míster no las tenía todas consigo, aunque era optimista: «Vamos a ver si en los entrenamientos de hoy (por el lunes) y mañana, sabemos si podemos contar de inicio con el central o deberá esperar en el banquillo».