PREFERENTE

El ascenso del Calahorra lleva al Rapid de Murillo a Tercera División

I. G LOGROÑO.

El Calahorra no fue el único equipo riojano que certificó su ascenso a una categoría superior el pasado domingo. También lo logró el Rapid de Murillo, que gracias a la llegada de los de Miguel Sola a Segunda B, competirá la próxima temporada en Tercera División.

Los murillenses terminaron cuartos el último curso en Regional Preferente justo por detrás del Autol, el Alberite y La Calzada, los tres conjuntos que coparon las posiciones de ascenso. Por lo tanto, los de El Rozo se quedaron a las puertas de subir y a la espera de que alguno de los representantes riojanos en las eliminatorias por llegar a Segunda B alcanzara su objetivo. No han tenido que esperar mucho y ya saben que el próximo ejercicio competirán en el grupo XVI de Tercera. De esta manera, regresan a la categoría después de su descenso de la pasada campaña.

El bloque de José Miguel Varea alcanza así la recompensa a una buena temporada en la que ha estado peleando por las tres primeras posiciones de la tabla hasta la última jornada. Finalmente, el Rapid terminó con 43 puntos, a dos de La Calzada, tercero en la clasificación.

Ahora es el Cenicero el que se queda a la espera de un posible ascenso del Náxara a Segunda B. Los vinateros terminaron sextos en Preferente, por detrás del Haro Sport Club, quinto y que no puede subir al ser filial del Haro Deportivo. Si los de Diego Martínez superan las dos eliminatorias que les quedan por delante, Las Viñas volverá a acoger fútbol de Tercera la temporada 2018-2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos