Polonia

‘Angol’, la amenaza de Messi por la Bota de Oro

Igor Angulo celebra un gol con el Górnik Zabrze. /www.gornikzabrze.pl
Igor Angulo celebra un gol con el Górnik Zabrze. / www.gornikzabrze.pl

Igor Angulo, delantero vasco de 33 años del Górnik Zabrze polaco, suma 16 goles en liga y es uno de los aspirantes a quitarle el trofeo de máximo goleador de europeo al argentino del Barcelona

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Leo Messi ha encontrado a un rival inesperado en la lucha por la Bota de Oro. No es Cristiano Ronaldo, ni Neymar, ni Robert Lewandowski. Su nombre es Igor Angulo y juega en el Górnik Zabrze polaco. El delantero de Bilbao suma 16 goles en 15 encuentros ligueros «y cuatro en los dos partidos que he jugado en Copa», puntualiza, y va camino de hacerse un hueco entre los mejores goleadores de Europa. «Me están saliendo las cosas súper bien porque soy el máximo goleador de la Liga y de la Copa. Además, vamos primeros en la Liga y estamos cerca de las semifinales en Copa», dice ilusionado. «No se le puede pedir más a lo que llevamos de temporada, tanto individual como colectivamente». De hecho, a base de goles ha conseguido convertirse en un ídolo y no hay partido que se precie en el Estadio Ernest Pohl de Zabrze en el que no suene una canción en su honor: «Hacen una pequeña broma con mi nombre y en vez de Angulo me llaman ‘Angol’», confiesa el delantero vasco, que la pasada temporada ya fue el máximo goleador de la categoría con 17 tantos.

«No sé si a Lopetegui se le habrá pasado por la cabeza llamarme»

Nadie en las ligas europeas ha marcado tantos goles como Angulo, pero marcar en Polonia tiene menos premio que en otras ligas para la lucha por la Bota de Oro. Sus goles se multiplican por 1,5 y no por dos como pasa en los grandes campeonatos de Europa, lo que hace que tenga 24 puntos, los mismos que Leo Messi, a pesar de haber marcado cuatro goles más que el astro argentino del Barcelona. «La Bota de Oro me parece un objetivo bastante ambicioso», asegura entre risas. «Desde que me puse arriba en agosto pensé que no iba a durar ni una semana pero pasó septiembre, luego octubre... Estamos en noviembre y sigo ahí», reconoce con satisfacción. Sin embargo, este trotamundos del fútbol que ha pasado por Primera, Segunda, Chipre, Francia y Grecia tiene claro que «mi objetivo es mantenerme en la lucha con los más grandes lo máximo, pero lo que quiero es ayudar al equipo con goles», asegura tirando de modestia.

Llamadas de Lopetegui y Athletic

Igor sabe que los delanteros viven del gol, de las rachas anotadoras y es consciente que ahora está de dulce. «Hay veces que no te entra aunque no haya portero y hay otras veces, como ahora, que todo lo que toco lo meto. Hay que aprovechar al máximo estos momentos que estoy pasando y marcar todos los goles que pueda, porque sé que también vendrán malos momentos». Y si su pugna con los mejores delanteros de Europa es un «orgullo» para Angulo, la posibilidad de que Julen Lopetegui pudiera llamarle en futuras convocatorias es «un sueño» para el canterano. «No sé si a Lopetegui se le habrá pasado por la cabeza llamarme, pero sólo el hecho de estar en boca de la gente como futurible o posible convocado es un honor», confiesa. «Tras haber pasado por varias categorías inferiores piensas que ya no vas a tener la opción de estar ahí. Ir a la absoluta veo muy lejos, pero es un orgullo porque significa que estoy haciendo bien mi trabajo», dice con un punto de ilusión.

«Mucha gente me dice: ¡qué bien le vendrían tus goles al Athletic!»

Y es que a sus 33 años, Igor está viviendo una segunda juventud en el Górnik Zabrze polaco. «En cuanto a números son mejores que nunca y es incomparable con cualquier otra temporada que haya jugado», asegura, pero sólo piensa en el colectivo y en lo mejor para el líder de la clasificación polaca porque seguir haciendo goles «ayudará al equipo. Me haría mucha ilusión ganar un título, porque hace muchos años que el Górnik Zabrze no gana uno», señala.

Desde la distancia mira con tristeza la situación por la que está pasando el equipo de su ciudad, el Athletic. «Mucha gente me dice: ¡qué bien le vendrían tus goles al Athletic!», reconoce con una sonrisa en la boca.

Igor Angulo lanza un penalti.
Igor Angulo lanza un penalti. / www.gornikzabrze.pl

Y ante la posibilidad de regresar a la que fue su casa esa sonrisa se hace más grande: «Me haría ilusión porque siempre lo he seguido mucho porque soy de Bilbao y soy del Athletic. Ahora verles en esa situación complicada da un poco de pena. Pensar que podría ayudar… Me gustaría que me pudieran llamar», dice con cautela. Pero los sueños, sueños son y ahora sólo piensa en el Górnik Zabrze con el que ha renovado «tres años más, hasta 2020», pero deja la puerta abierta por si a alguien se le ocurriera levantar el teléfono: «Para mí es un sueño poder volver al Athletic tras 13 años entre la cantera y el primer equipo. Si tuviera que volver a España, el Athletic sería el único equipo al que volvería…». De momento promete batalla en la lucha por la Bota de Oro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos