COPA CONFEDERACIONES

Alemania tritura a México y se cita en la final con Chile

Leon Goretzka (d.) felicitado por sus compañeros.
Leon Goretzka (d.) felicitado por sus compañeros. / AFP

Goretzka en dos ocasiones, Werner y Younes golean por 4-1 a un 'Tri' que plantó cara pero que pagó cara su fragilidad defensiva

DANIEL PANEROMADRID

No hubo opción para la sorpresa. Alemania sacó a la calle toda la ingeniería que le ha llevado a ser uno de los equipos más fiables del planeta. Ni siquiera necesitó de los Kroos, Müller y compañía. La cara B, esa que tantas dudas generó en la previa a la Copa Confederaciones, fue suficiente para llevarse por delante a México en apenas ocho minutos, los que necesitó el equipo de Joachim Low para desarbolar a toda la defensa rival y dejar encarrilado el triunfo gracias a dos goles de Goretzka. Werner y Younes sellaron la goleada en la segunda mitad y Marco Fabián maquilló el marcador para un equipo que murió con las botas puestas.

“Pese a su juventud, los jugadores alemanes acumulan muchísimos partidos al más alto nivel”, aseguró Juan Carlos Osorio en la previa. Su frase, lejos de advertir a sus futbolistas, fue una premonición de la experiencia del conjunto germano. En este tipo de encuentros arrancar bien el choque es clave y los de Joachim Low salieron como aviones, hicieron temblar los cimientos de la defensa mexicana y golpearon con la fuerza de un martillo teutón.

El brazo ejecutor fue Goretzka. El futbolista del Schalke 04 aprovechó un error en la salida del conjunto norteamericano para firmar el primero desde fuera del área en el minuto 5 y apenas tres después dejó helado a su rival al anotar el segundo después de un pase al espacio de Werner.

El doble mazazo no anestesió el ímpetu alemán. El sistema de Joachim Low, con Henrichs y Héctor en permanente llegada al campo contrario, se convirtió en una tortura para el conjunto de Osorio. Futbolistas como Goretzka o Draxler se beneficiaron de la superioridad numérica generada por el cuadro alemán y tuvieron varias ocasiones de finiquitar de forma definitiva el choque. No lo hicieron y poco a poco México fue ganando metros por medio del balón. Jonathan dos Santos y Héctor Herrera fueron ganando peso en el choque y permitieron incluso que Giovani y Chicharito tuvieran ocasiones claras antes del descanso.

Mejor con Lozano

Tras la reanudación Juan Carlos Osorio optó por dar entrada a uno de los jugadores del momento en México. Hirving Lozano, recién fichado por el PSV Eindhoven, ingresó en el terreno de juego en lugar de Javier Aquino y mezcló bien con los Chicharito, Jiménez y compañía. Tanto fue así que el delantero del Benfica a punto estuvo en dos ocasiones de perforar la portería germana pero remató desviado primero y a las manos de Ter Stegen después, un doble perdón que iba a ser definitivo para los intereses del 'Tri'.

En el mejor momento de México, cuando parecía que había partido, Alemania aniquiló toda opción de remontada. Lo hizo merced a una jugada de escuadra y cartabón. Draxler filtró un pase preciso a Héctor, que solo tuvo que ceder el balón a Werner para que empujara el tercero a portería vacía, una combinación casi quirúrgica que asestaba un tercer golpe a las esperanzas del equipo de Osorio. Los norteamericanos no se rindieron, sacaron su orgullo, estrellaron un balón de Jiménez en la madera e incluso recortaron distancias a través de un soberbio derechazo de Marco Fabián. Fue un arrebato que sirvió para despertar a los germanos, que lograron el cuarto por medio de Younes cuando el partido agonizaba. El equipo de Low se planta en la final de la Confederaciones con su cara B, con B de 'buena'.

Fotos

Vídeos