JUVENIL DIVISIÓN DE HONOR

La UDL aguantó lo que pudo

Oltean trata de controlar el esférico. :: fernando díaz
/
Oltean trata de controlar el esférico. :: fernando díaz

La Real Sociedad afinó su puntería tras el descanso para acabar firmando un holgado triunfo en el Mundial'82

I. G. LOGROÑO.

La tabla clasificatoria del grupo II de División de Honor daba como clara favorita a la Real Sociedad en su enfrentamiento con la Unión Deportiva Logroñés. Sin embargo, los donostiarras tuvieron que trabajar mucho para llevarse la victoria ante un rival, el riojano, que no logra abandonar el puesto de colista.

0

0

Los de San Sebastián comenzaron bien. Mandones. Firmaron buenas combinaciones ante una UDL que supo responder con buen posicionamiento y con precisas transiciones defensivas. Es más, los riojanos pudieron incluso adelantarse en el marcador pero el disparo de Rojas a centro de Olarte se marchó alto. La Real Sociedad, por su parte, generaba la mayoría de sus llegadas por el costado izquierdo y en una de ellas Jorge conectó un potente cabezazo que acabó estrellándose en el larguero después de que Martín metiera una mano prodigiosa. Sin goles se llegó al descanso.

UD Logroñés
Martín, David, Barrio, Guillermo, Alonso, Oltean, Olarte, Andrés (Ruiz, m. 55), Julen (Ismael, m. 75), Iván y Rojas (Jhan Carlos, m. 66).
Real Sociedad
Unai, Gabilondo, Iñaki, Iker, Manso, Imanol (Elosegui, m. 77), Iñigo (Nace, m. 71), Roberto, Jorge (Jon Ander, m. 46), Javier (Beñat, m. 58) y Galarreta.
Goles
0-1, m. 63, Iker; 0-2, m. 76, Galarreta; 0-3, m. 80, Roberto, de penalti.
Árbitro
Borja Martínez. Amonestó a los locales Martín, Oltean, Andrés y Julen; y al visitante Javier.

En la reanudación, los visitantes aumentaron el ritmo de su juego y a los logroñeses les costaba cada vez más aguantar las acometidas de sus oponentes. Roberto fue el jugador más peligroso de los donostiarras, pero en sus dos primeros intentos del segundo acto no encontró el gol. En el primero, el esférico se marchó fuera y en el segundo se encontró con otra buena parada de Martín. Finalmente, la Real Sociedad logró su cometido y se puso por delante en la jugada que, a priori, llevaba menos peligro. Los visitantes pusieron muy mal en juego un saque de esquina, pero Iker logró meter el pie en el primer palo y el balón acabó besando las mallas.

Ese tanto fulminó a la Unión Deportiva Logroñés y sus jugadores bajaron los brazos. Los visitantes se encontraron a partir de ese momento muy cómodos y no hallaron demasiadas dificultades para cerrar su victoria. Galarreta hizo el segundo al remachar un buen centro de Gabilondo y Roberto cerró el triunfo al transformar un penalti.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos