La Rioja

EUROPEO SUB-21

España busca la 'vendetta'

  • Jonny o Gayà y Denis Suárez o Ceballos, las dudas de Albert Celades para el choque contra los transalpinos

  • La sub-21 busca la final ante Italia un año después de la debacle de la absoluta en Francia

Madrid. Un España-Italia no es un duelo cualquiera. Desde que Mauro Tassotti le rompiera la nariz a Luis Enrique en los cuartos de final del Mundial de Estados Unidos en 1994 cada enfrentamiento se ha tomado como una final, especialmente desde la Península Ibérica. Aquello rompió muchos corazones. Hubo diferentes 'amistosos' a partir de entonces, pero no fue hasta la Eurocopa de Austria y Suiza en 2008 cuando el partido volvió a significar algo más que el orgullo. Y vaya si valió: la victoria en la tanda de penaltis permitió a 'La Roja' superar su miedo a los cuartos y acabar con un monstruo que en ese momento parecía imbatible.

España ocupó entonces la posición dominante, no sólo ante Italia sino en el fútbol mundial. Cuatro años después la selección dirigida por Vicente del Bosque goleó 4-0 a la 'Azzurra' en la final de la Eurocopa en Kiev, un mes más tarde de empatar a uno en el debut entre ambas en Gdansk. En 2013, con la Confederaciones brasileña como escenario, los once metros volvieron a dictar sentencia en favor de 'La Roja'; pero en 2016 el guión dio un nuevo giro transversal.

27 de junio, Stade de France de París. Octavos de final de la Eurocopa y de nuevo la misma rivalidad sobre el césped. Italia se tomó la revancha venciendo 2-0, pero el resultado pudo haber sido escandaloso. La debacle en España terminó con Del Bosque anunciando su marcha y Julen Lopetegui relevándole en el cargo, dando inicio a una etapa en la que ambas selecciones ya se han vuelto a cruzar camino a Rusia con tablas en el marcador.

Justo 365 días después de aquel encuentro la historia se repite, aunque esta vez en 'miniatura': el Europeo sub-21 enfrenta a España e Italia en semifinales. Se da la circunstancia de que ambas selecciones son además las dominadoras de la competición; cinco entorchados para los 'azzurrini' -el último en 2004- y cuatro para 'La Rojita' -los últimos en 2011 y 2013-. El partido es una final anticipada, no sólo por palmarés de una y otra sino por el potencial de sus plantillas. Los pupilos de Albert Celades, eso sí, han confirmado de manera más rotunda las expectativas puestas en ellos que los de Luigi di Biagio, que debieron esperar a la última jornada para sellar su clasificación tras haber perdido en la segunda con República Checa. En cualquier caso, cualquiera se fía de un combinado que cuenta en sus filas con Donnarumma, Bernardeschi, Berardi, Gagliardini o Caldara.

Celades cuenta con la teórica ventaja del descanso, y es que sus titulares (al menos la mayoría de ellos) no fueron de la partida ante Serbia en el último encuentro de la fase de grupos. El nivel ofrecido por Italia hace sólo tres días frente a Alemania fue soberbio. La selección transalpina dio una exhibición defensiva a partir de la pareja de centrales que forman Mattia Caldara y Daniele Rugani, ambos propiedad de la Juventus de Turín. A partir de ahí debe trabajar Celades la ofensiva en Cracovia, buscando con movilidad e intercambio de posiciones lo que el alemán Davie Selke no encontró con su corpulencia.

Las otras dudas en el once español vienen, como a lo largo de todo el campeonato, en el sector izquierdo. Comenzando por la defensa, donde Jonny relegó al banquillo a José Luis Gayà. En el centro del campo, coto que parecía privado para Denis Suárez, Dani Ceballos alimentó la duda partiendo de inicio contra el combinado luso y puede ser titular.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate