La Rioja
Fútbol | Serie A

El 'Diablo' ficha para huir del infierno

Los jugadores del Milan celebran un gol.

Los jugadores del Milan celebran un gol. / EFE

  • Tras un lustro huérfano de grandes títulos, el Milan prepara su vuelta entre los grandes a base de talonario

  • Entre André Silva, Kessie, Musacchio y Ricardo Rodríguez, los 'rossoneri' ya han desembolsado 100 millones de euros... Y Borja Valero podría ser el siguiente

Hubo una época, no hace tanto tiempo, en la que el Milan amenazaba el trono del Real Madrid como club más laureado de la Copa de Europa. Corría el año 2007. Los 'rossoneri' acababan de ganar su séptima Champions y el conjunto blanco vagaba por el desierto entre la 'novena' y la 'décima' encallado año sí y año también en octavos de final. Una década después el Santiago Bernabéu luce en sus vitrinas 12 'orejonas' y en San Siro nadie sueña siquiera con pelear una octava a corto plazo.

Desde aquella final en el Olímpico de Atenas contra el Liverpool, decidida por un doblete del sempiterno Filippo Inzaghi y alcanzada por obra y gracia de Kaká, el último Balón de Oro previo a Cristiano y Messi, el Milan ha ido en caída libre. El descalabro llegó primero en Europa y se extendió posteriormente al campeonato local. En la Champions fueron años de eliminaciones sistemáticas en octavos y en la Serie A sólo Ibrahimovic sostuvo al club entre los grandes con sus goles, levantando un 'Scudetto' y rozando otro en las dos temporadas del sueco en Milanello (entre 2010 y 2012). Tras su partida a París, un tercer puesto y cuatro campañas entre la sexta y la décima plaza. Demasiado pobre para el segundo club con más títulos de Italia.

A la crisis deportiva del 'Diavolo' se le unió la institucional y económica. Silvio Berlusconi, el hombre que devolvió al Milan a la cima y bajo cuyo mandato consiguió más de la mitad de los títulos de la historia del club -28 de 50-, se vio sobrepasado. Ya en 2009 las cifras no cuadraban y el 'Cavaliere' se vio obligado a traspasar una a una a todas las estrellas del equipo: Kaká primero, Thiago Silva e Ibrahimovic después... Los reemplazos cada temporada eran peores y la deuda no daba tregua. Al final, tras más de ocho meses de negociaciones, Berlusconi vendió el 99,93% de sus acciones al consorcio chino Rossoneri Sport Investment Luxembourg en abril de este mismo año, dejando atrás 31 años de presidencia.

Y es ahora, con el nuevo propietario al frente de la entidad 'rossonera', cuando en San Siro ven la luz al final del túnel. Aún es pronto, apenas han pasado dos meses, para valorar la llegada al poder del grupo liderado por Li Yonghong, pero las primeras decisiones llaman a la esperanza. Cuando todavía no ha comenzado oficialmente la nueva temporada -lo hará el 1 de julio-, el Milan ya ha acometido cuatro fichajes que, sin ser estrellas mundiales, sí son futbolistas de primer nivel y sobre todo futuro.

El último en llegar ha sido André Silva, delantero portugués que con 21 años ya se ha convertido en el mejor socio de Cristiano Ronaldo en Portugal y estará en la Copa Confederaciones. 38 millones de euros han tenido la culpa de que deje el Oporto tras una temporada en la que ha marcado 21 goles y se enrole en el equipo que dirige Vincenzo Montella. Antes, Yonghong y compañía no tuvieron reparo en desembolsar 28 'kilos' por el mediocentro costamarfileño de 20 años Franck Kessie, revelación de la temporada en Italia en las filas del Atalanta.

También ha fichado talento contrastado el 'nuevo' Milan con las contrataciones de Ricardo Rodríguez y Mateo Musacchio, ambas por 18 millones de euros. El lateral izquierdo suizo llevaba años rindiendo en el Wolfsburgo alemán, donde explotaba su golpeo de balón para sumar goles y asistencias sin parar a balón parado, e incluso llegó a vincularse su nombre al Real Madrid. El central argentino, por su parte, ha sido durante siete temporadas el cacique de la defensa del Villarreal, ganándose un hueco en la selección argentina en los últimos meses.

Cuatro fichajes, uno en cada zona del campo, que no hacen sino empujar un proyecto destinado a sacar al 'Diavolo' del infierno en el que vive desde hace más de un lustro y que cuenta con los Donnarumma, Locatelli y Romagnoli como materia prima joven sobre la que trabajar. El siguiente, un 'regista' español contrastado en el 'calcio': Borja Valero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate