La Rioja

A puñetazos en un partido de juveniles

Momento en el que una mujer recibe un puñetazo en el rostro.
Momento en el que una mujer recibe un puñetazo en el rostro. / YOUTUBE/SOYDELATEJA
  • Aficionados y padres de los jugadores de la SDL y del Valle del Ebro se enzarzan en una vergonzosa pelea tras un partido en Logroño

  • Ambos clubes condenan los hechos ocurridos el sábado en La Ribera

Prefiero perder el partido que ver a la gente peleándose por un resultado». Son palabras de Borja Jiménez, presidente del Valle del Ebro, que a sus 24 años está a punto de tirar una toalla que recogió hace cinco. Afirma no compartir los valores del fútbol actual y adelanta que cuando acabe la temporada se dedicará en exclusiva a la docencia y guardará el balón en un lugar profundo.

Sábado. Partido entre el Valle del Ebro y la SD Logroñés. Escenario: La Ribera. Objetivo: ascender a Juvenil Nacional. El encuentro concluye con 3-1 a favor de los locales, el Valle del Ebro. Los equipos están en vestuarios cuando sobre el césped se prepara una pelea con varios participantes. En las imágenes del vídeo se ven puñetazos, patadas y a Borja Jiménez pidiendo ayuda para frenar esa sinrazón. «Estaba en los vestuarios con el equipo cuando me dijeron que había una pelea. Salí y me encontré todo lo que se ve en las imágenes», indica.

No es la primera vez que hay altercados en un partido del Valle del Ebro. Hace una semanas acudieron varios polícias porque un espectador quería pegar al árbitro. «Le tuve que defender yo y me llevé los golpes», asegura.El sábado también acudió la Polícia al mismo escenario.

«Comienzo [sic] con el fútbol base como auténtico elemento corrompedor de la formación. Cada día odio más ver a padres y familiares presionando a sus hijos para que sean futbolistas y desaprobándoles con comentarios fuera de sí. Eso genera actitudes de odio y crispación que a su vez influyen negativamente en el comportamiento de jugadores contribuyendo a alterar el clima futbolístico con entrenadores, árbitros y rivales», apunta Borja Jiménez en un comunicado que hizo público ayer a través de las redes sociales.

El presidente asegura que al final de temporada dirá adiós. Afirma que han sido cinco años muy duros en los que ha trabajado mucho para «levantar el club» de la nada. Indica que no sabe quiénes son los implicados en la pelea porque «no pertenecen» al Valle del Ebro. «La entrada es libre, no se puede controlar», comenta.

La situación actual le lleva a afirmar que el clima creado «se está convirtiendo en insostenible hasta tal punto que crea violencia verbal y física». «La sociedad se está volviendo loca. Individuos ven el fútbol como una forma de desahogarse de los problemas de la vida cotidina.

O esto cambia y de verdad se les impide entrar a la gente violenta con intención de joder el espectáculo puramente futbolístico o sintiéndolo mucho al final de temporada dejaré el fútbol», reflexiona el presidente del Valle del Ebro, que hoy se reunirá con los mandatarios de la SDL para «mostrar su postura contra la violencia en el fútbol».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate