La Rioja

fútbol

Batalla campal entre padres en un partido de infantiles en Mallorca

video

/ Atlas

  • El encuentro tuvo que ser suspendido después de que varios progenitores comenzaran a increparse y a pegarse ante la mirada de los niños

Un partido que disputaban los equipos de fútbol Alaró y Collerense en la categoría infantil tuvo que ser suspendido el domingo después de que se iniciara una multitudinaria pelea entre padres de ambos equipos.

Durante el encuentro, que se estaba disputando en el campo municipal de Alaró, varios padres comenzaron a increparse y a pegarse ante la mirada de los niños que estaban jugando el partido y del resto de asistentes que se encontraban en las gradas. Precisamente, desde las gradas varios aficionados y familiares pedían a los implicados que parasen ya la "vergonzosa" situación y que tuvieran en cuenta que se trataba de un partido de fútbol.

La Guardia Civil ha recibido tres denuncias por parte de tres padres alegando un delito de lesiones tras la multitudinaria pelea. Las denuncias se enviarán al juzgado de Inca y se seguirán con las diligencias, tomando declaración a las víctimas, que presentan lesiones de leve gravedad, según han indicado fuentes de la Guardia Civil.

El Foro de la Familia de Baleares (FFB) ha lamentado este lunes el "deplorable" altercado vivido en el partido y el "mal ejemplo" que éstos dieron a sus hijos durante el encuentros. Por ello, el FFB ha pedido que en la campaña 'Poner valores al deporte' del Govern se implique más a los padres.

Reunión del Comité Antiviolencia

El presidente de la Federación de Fútbol de les Illes Balears (FFIB), Miquel Bestard, ha censurado con dureza la pelea. "Esa gente no tiene derecho a estar en un recinto deportivo; le han hecho un daño enorme a la comunidad, a sus hijos y al fútbol", ha declarado.

El Comité Antiviolencia se reunirá esta tarde, según ha anunciado Bestard, para tomar cartas en el asunto. "Al tratarse de un partido de Segunda Regional en la Federación tenemos poca capacidad sancionadora, así que esperamos que actúe la justicia ordinaria con el máximo rigor y que llegue hasta el final", ha precisado el máximo dirigente del fútbol balear.

Ha añadido que la violencia en el deporte no es una cuestión que afecta solo al fútbol, y ha calificado de "aislado" otro incidente registrado hace pocos días en Mallorca, cuando el joven árbitro Marc Prats fue agredido por un aficionado al finalizar el partido entre el Llucmajor y el Baleares Sin Fronteras. "También he visto peleas entre padres de tenistas por una pelota dudosa, que ha entrado o se ha ido fuera por poco", ha remachado.

Temas