La Rioja

Otra aventura de Edu Pérez

Edu Pérez, junto a sus compañeros del cuerpo técnico y a un grupo de niños indonesios. :: l. r.
Edu Pérez, junto a sus compañeros del cuerpo técnico y a un grupo de niños indonesios. :: l. r.
  • Tras formar parte del cuerpo técnico del Al Jazira y del APOEL, el riojano trabaja ahora en la selección indonesia

Primero, Emiratos Árabes. Después, Chipre y ahora, Indonesia. Edu Pérez Morán, exguardameta, entre otros equipos del Logroñés y del Lleida, va de aventura en aventura futbolística. No en vano, tras formar parte de los cuerpos técnicos del Al Jazira y del APOEL, el riojano se convirtió el pasado mes de enero en el segundo entrenador de Luis Milla al frente de la selección de Indonesia.

Después de trabajar en esos equipos, a Pérez se le presentó la oportunidad de hacerlo en una selección y no dudó en aceptarla. «Ya había coincidido con Milla en el Al Jazira y, cuando le nombraron seleccionador, me llamó y me preguntó si quería acompañarle», explica. «En ese momento yo estaba con Christiansen en Israel, pero pensé que éste podía ser un paso importante en mi carrera y le dije que sí», añade. Dicho y hecho. Pérez hizo las maletas y se trasladó a Asia.

El riojano define Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo, como un lugar con una cultura muy diferente y algo caótico en cuanto a la movilidad, sobre todo en su capital, Yakarta. «Hay días en los que necesitas tres horas para recorrer apenas 20 kilómetros», asegura. «Por eso yo prefiero moverme más por las afueras, que hay menos agobio», apuntilla.

Durante este tiempo a Pérez ya le ha dado tiempo de ver varios partidos de fútbol, a pesar de las distancias. «Para ir de punta a punta del país en avión tardas aproximadamente siete horas», afirma. En esos duelos el riojano ya ha podido comprobar el nivel del fútbol indonesio. «Son jugadores buenos técnicamente, pero todavía tienen que mejorar mucho en el aspecto táctico», cuenta. «Por eso pensaron en nosotros, para tratar de trasladar aquí métodos que en Europa se llevan utilizando mucho tiempo», añade. De hecho, según explica, el día a día se parece mucho más al del trabajo en un equipo que al que se hace normalmente con una selección. «Quieren instaurar una metodología que perdure en el tiempo y, por eso, nosotros estamos en contacto permanente tanto con los jugadores de la absoluta como con las categorías inferiores», relata.

Esa creación de una base es el objetivo prioritario para una selección que, por culpa de una sanción, no disputa la fase de clasificación para el Mundial 2018. «Ahora han cambiado las cosas porque ha entrado una Federación nueva con gente dispuesta a trabajar y que, hasta ahora, nos ha puesto las cosas muy fáciles», expone. De hecho, Milla y su equipo ya han programado una concentración en España durante el mes de mayo, así como la disputa de algunos amistosos.

Así está arrancando una nueva etapa en el mundo del fútbol para Edu Pérez quien, a pesar de estar acostumbrado a trabajar lejos de su tierra, reconoce echar de menos Logroño. «Allí tengo a parte de mi familia y a mis mejores amigos y siempre que puedo voy a visitarlos», afirma un técnico que vive en Indonesia su nueva aventura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate